Aplicaciones

Reino Unido vuelve a solicitar una puerta trasera en WhatsApp

WhatsApp hackeado
WhatsApp podía ser hackeado a través de las versiones web
0 Comentar

Si has seguido las informaciones relativas al atentado terrorista de la semana pasada en Londres, recordarás que uno de los detalles que se descubrió en la investigación es que el terrorista Khalid Masood utilizó la aplicación WhatsApp poco antes de cometerlos. El problema es que, dado que los mensajes en WhatsApp van cifrados de extremo a extremo, ni las autoridades británicas ni la propia compañía pueden acceder a esos mensajes, lo que ha reabierto la campaña que hace algún tiempo llevó a cabo el gobierno de Reino Unido para exigir una “puerta trasera” en WhatsApp.

Esta puerta trasera debería permitir acceder a la información en casos como el de atentados u otros en los que puedan haber vidas en peligro como casos de secuestro o similares. Así, tras las exigencias del primer ministro David Cameron en 2015 tras los atentados al semanario galo Charlie Hebdo; ahora ha sido la ministra de Interior, Amber Rudd, la que ha calificado de “completamente inaceptable” el no poder acceder a los mensajes cifrados del terrorista.

Amber Rudd
Amber Rudd, ministra de Interior de Reino Unido.

La ministra ha declarado: “Tenemos que asegurarnos de que empresas como WhatsApp no ofrezcan un lugar secreto para que los terroristas se comuniquen entre sí. Antes solía ser sobres que se abrían con vapor o escuchas telefónicas; pero en esta situación necesitamos asegurarnos de que nuestros servicios de inteligencia tengan la capacidad de hacerse con situaciones como mensajes de WhatsApp cifrados.

Por supuesto, la ministra olvida que aunque WhatsApp proveyese de una puerta trasera para acceder a los mensajes cifrados, los terroristas podrían fácilmente usar otras aplicaciones o métodos que les ofrecieran el secreto necesario. Además, el mismo cifrado seguro que “protege” a los terroristas, salvaguarda también la intimidad de las personas o su seguridad frente a los ciberdelincuentes, que serían probablemente los primeros en tener esas herramientas para descifrar los mensajes.

En general, los comentarios de la ministra del interior han sido criticados por su aparente falta de comprensión sobre la tecnología; pero son el reflejo de una batalla familiar entre compañías tecnológicas y organizaciones gubernamentales. Recientemente, uno de los casos más sonados ha sido el del iPhone del terrorista que cometió los atentados de San Bernardino en EEUU en diciembre de 2015 y al que el FBI consiguió finalmente acceder tras contratar los servicios de una empresa externa especializada.

Los expertos en seguridad y privacidad han vuelto a recordar que el cifrado seguro es lo que permite sostener la confianza en instituciones como la banca o el propio comercio electrónico. Por otro lado, no está claro cómo el gobierno británico puede presionar a compañías como WhatsApp para que hagan alguna concesión de este tipo, y tampoco se espera que Reino Unido pueda llevar a cabo acciones expeditivas como los bloqueos que en ocasiones ha realizado el gobierno brasileño, prohibiendo el tráfico de la aplicación a través de los operadores por casos similares.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias