Los agentes buscan ADN de Laura en el Alfa Romeo de Montoya para confirmar la tesis del secuestro

laura-luelmo-detencion-hermano-gemelo-campillo
Dos agentes d ela Guardia Civil durante la investigación del asesinato de Laura Luelmo. Foto: Europa Press

La Guardia Civil ha registrado este martes la vivienda de Bernardo Montoya Navarro, situada en la calle Córboda de El Campillo (Huelva), justo enfrente de la casa de alquiler en la que residía su víctima, Laura Luelmo, quien se había trasladado a esta población para trabajar como profesora interina.

Las fuentes policiales señalan que la Guardia Civil tiene previsto registrar también en las próximas horas el vehículo Alfa Romeo del presunto asesino. Los agentes buscan en su interior restos de ADN de la joven, para confirmar la tesis de que pudo ser secuestrada por Montoya antes del asesinato.

La autopsia realizada este martes  en el Instituto de Medicina Legal de Huelva ha revelado que la joven perdió la vida entre los días 14 y 15 de diciembre, como resultado de un fuerte impacto en la frente. Permanecía desaparecida desde el pasado día 12, por lo que los investigadores intentan reconstruir ahora lo sucedido en este lapso de más de 48 horas, hasta que fue asesinada.

Admite que forcejeó con la joven

Este dato ha puesto sobre la mes la hipótesis de que Laura Luelmo pudo ser secuestrada y retenida durante dos días, hasta que su asesino le quitó la vida. Por el momento no ha trascendido si la autopsia confirma que fue, además, forzada sexualmente, como apunta el hecho de que su cuerpo apareció semidesnudo, con giros de ropa a más de 100 metros de distancia.

Todo ello contradice abiertamente la primera versión de los hechos que ha ofrecido Bernardo Montoya tras ser detenido: ha relatado que se encontró con la joven en el camino en un paraje del término municipal de Zalamea la Real. Montoya afirma que discutió con la joven y forcejeó con ella. Pero hasta el momento se ha negado a confesarse autor del asesinato de la profesora de 26 años. Con la búsqueda de restos de ADN en el interior de su Alfa Romeo, la Guardia Civil intenta comprobar si trasladó a la profesora en su vehículo hasta otro lugar, antes de quitarle la vida.

Últimas noticias