Sociedad

Condenado a 32 años de cárcel por intentar matar, ante su hija de 8 años, a su exmujer y a una amiga

Juzgados de Oviedo.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo ha emitido una sentencia por un caso de violencia machista en la que condena a un hombre a 32 años de prisión por intentar asesinar, delante de su hija de 8 años, a su exmujer y a la propietaria del piso donde ésta residía con la menor.

El fallo, contra el que cabe recurso, le condena a 15 años por cada uno de los dos delitos de asesinato en grado de tentativa, uno de ellos con la agravante de parentesco, y a otros dos años por amenazas graves.

También le impone la prohibición de acercase a las dos mujeres a menos de un kilómetro durante 10 años tras el cumplimiento de la pena, y a la menor durante 5 años, así como el pago de indemnizaciones por un total de 55.000 euros.

Los hechos ocurrieron el 24 de mayo de 2015, cuando el ahora condenado acudió a la vivienda en Oviedo de su exmujer para hacer entrega de su hija, que sufre autismo, tras haber pasado el día con ella en el ejercicio de su derecho de visita.

La madre, tras recoger a la niña en el portal y dejarla en casa, volvió a bajar para hablar con el padre de asuntos relacionados con la menor.

El hombre, que le pedía que retirara unas denuncias por el impago de pensiones, insistió en que quería subir al piso para conocer a la propietaria, a la que responsabilizaba de que su exmujer no quisiera reanudar la relación, que había finalizado hacía casi dos años.

La mujer se negó y dio la conversación por terminada, y cuando se disponía a entrar en el ascensor el hombre sacó un destornillador y se lo clavó en el pecho, según relata la sentencia en el apartado de hechos probados. Acto seguido, el hombre obligó a la mujer, ensangrentada, a subir al piso, donde la propietaria estaba dando de comer a la menor.

Tras pedirles que se sentaran en el sofá, continúa el fallo, el hombre apuñaló a la propietaria varias veces con el destornillador, y a continuación hizo lo mismo con su exmujer con un cuchillo de cocina que sacó de una bolsa, todo ello en presencia de la niña, que no dejaba de llorar y de gritar.

La sentencia subraya que el hombre apuñaló a su exmujer con tanta vehemencia que dobló la hoja del cuchillo.

La agresión finalizó en el momento en que un vecino logró entrar en la vivienda y desarmar al hombre, que en ese momento sujetaba el punzón contra el cuello de la niña.

El fallo afirma que ambas mujeres sufrieron múltiples lesiones que habrían tenido un “pronóstico fatal” de no haber recibido asistencia médica, mientras que la niña padeció un trauma psíquico por todo lo que presenció.

El hombre se enfrentaba a una petición de la Fiscalía de 27 años de prisión, si bien la Audiencia le condena a 32 años, la solicitada por una de las dos acusaciones particulares.

Últimas noticias