Oftalmología

Tensión ocular alta: Síntomas de la hipertensión ocular

tension ocular alta
¿Cómo detectar si tenemos la presión ocular alta?

La presión ocular suele medirse en milímetros de mercurio (mmHg) y es importante que se controle y esté siempre constante. Si se encuentra dentro de los valores de 11-21 mmHg se considera normal, pero si supera esta cifra entonces puede haber tensión ocular alta y desarrollar ciertas enfermedades oculares.

Por ejemplo, tener la tensión del ojo alta puede significar llegar a tener glaucoma a la larga, aunque no siempre se da el caso. Para esto los controles al oculista son necesarios con la finalidad de descartar cualquier anomalía que pueda infectar al ojo y a la visión en general.

Síntomas de la tensión ocular alta

Dolor de ojo severo

Cuando hay un dolor fuerte en los ojos puede ser por muchas causas pero no se descarta que haya una presión ocular algo más alta de lo normal.

Dolor de cabeza

Suele estar relacionado con la vista en muchos sentidos, por lo que también se da cuando hay este problema.

Pérdida gradual de visión

No suele ser algo repentino y podría ser por otras causas pero cuando esto pasa es mejor ir al oculista.

Enrojecimiento de los ojos

Puede ser que los ojos estén más débiles, lloren y estén rojos.

Visión borrosa

A su vez, podemos ver algo borroso cuando tenemos la presión del ojo más alta, pero si nunca hemos tenido problemas de visión entonces puede tratarse también de miopía u otros problemas.

Náuseas y vómitos

Esto sucede cuando la presión es bastante alta y puede ser, muchas veces, por el intenso dolor en los ojos.

Estrechamiento del campo visual

Es otro posible síntoma ante este problema, pero como en otros problemas visuales también puede deberse a otras causas.

Sin síntomas

En las primeras etapas de este trastorno puede ser que no haya síntomas por lo que hace más difícil saber si se tiene la presión del ojo alta. Una gran parte de estos síntomas surgen cuando la enfermedad ya está algo más avanzada.

Detectar la tensión alta en los ojos

Como hemos señalado que algunos síntomas no aparecen de forma posterior, es mejor hacer exámenes oculares cada seis meses para asegurarnos que no hay más problemas que tratar. De todas maneras, ante cualquiera de los síntomas antes expuestos es importante pedir cita al oculista de inmediato.

Lo último en Salud

Últimas noticias