enfermedades

Los pacientes crónicos, la otra pandemia que crece

Los pacientes crónicos, la otra pandemia que crece
Los pacientes crónicos, la otra pandemia que crece

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que estos días está celebrando su congreso, concluye que los pacientes crónicos son la otra pandemia que crece. Pues al Covid-19 se añadirá la pandemia de este tipo de pacientes y esto será una amenaza para el sistema sanitario.

Los pacientes con problemas crónicos de salud necesitan de estrategias que garanticen un abordaje integral y una atención centrada en la persona. ¿Cuáles son?

Según la OMS, las enfermedades crónicas son enfermedades de larga duración y por lo general de progresión lenta. Las enfermedades cardíacas, los infartos, el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes, son las principales causas de mortalidad en el mundo, siendo responsables del 63% de las muertes.

En el año 2008, 36 millones de personas murieron de una enfermedad crónica, de las cuales la mitad era de sexo femenino y el 29% era de menos de 60 años de edad.

La pandemia ha supuesto un verdadero problema para el seguimiento y tratamiento de estos pacientes, que han quedado algo “olvidados” como el resto de enfermedades fuera de covid-19.

La SEMI da a conocer que son personas con enfermedades crónicas, pluripatológicos y, en muchos casos, mayores y frágiles que requieren cuidados y una asistencia muy coordinada para cubrir todas sus necesidades.

¿Cómo reforzar estas enfermedades?

En el Congreso de la SEMI se han establecido algunas bases para poder mejorar y reforzar estas enfermedades en el contexto actual. Algunas propuestas pasan por reforzar la atención primaria (AP), mejorar la coordinación entre niveles asistenciales y potenciar una telemedicina real, entre otras cosas, según el doctor Ignacio Vallejo Maroto, coordinador del Grupo de Trabajo SEMI Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada.

Retos de los pacientes crónicos

Los expertos han comentado que es importante centrarse en la atención a los pacientes crónicos con altas necesidades asistenciales. La letalidad causada por la pandemia de coronavirus ya tiene efecto en los pacientes crónicos y pluripatológicos, al haberse desplazado personal asistencial y recursos para atender a personas con Covid-19.

Los pacientes crónicos, la otra pandemia que crece

Como hemos avanzado, los expertos ven necesario reforzar la primaria, una reclamación antigua, de modo que los pacientes puedan permanecer en su domicilio y ser seguidos por el equipo de salud de Atención Primaria.

También poner en marcha líneas estratégicas y de continuidad entre los profesionales de diferentes niveles asistenciales, de manera que si el paciente se descompensa pueda ser atendido por profesionales en el hospital.

Mientras que la telemedicina real debe ser ya un hecho. Pues ayuda a controlar la enfermedad de los pacientes, a poder registrarlos con una historia digital común y ajustar así los cuidados; potenciar el uso de otras herramientas que permitan una comunicación entre paciente y profesional entre otras medidas.

¿Cómo prevenir las enfermedades crónicas?

La OMS establece que el 80% de las muertes por enfermedades crónicas se dan en los países de ingresos bajos y medios, y estas muertes afectan en igual número a hombres y mujeres. Y la  amenaza es cada vez mayor.

Más allá de la Covid-19, algunas soluciones pasarían por una reducción anual adicional del 2% de las tasas mundiales de mortalidad por enfermedades crónicas durante los próximos 10 años. Así se evitarán 36 millones de muertes prematuras de aquí a 2015.

¿Cuáles son las enfermedades crónicas?

Los pacientes crónicos aumentan a diario. Entre las enfermedades de este tipo, debemos destacar la ceguera y discapacidad visual. Porque a nivel mundial, se estima que aproximadamente 1300 millones de personas viven con alguna forma de deficiencia visual.

El cáncer es otra enfermedad crónica que resalta la OMS. El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo; en 2015, ocasionó 8,8 millones de defunciones. Casi una de cada seis defunciones en el mundo se debe a esta enfermedad.

También la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una enfermedad pulmonar progresiva y potencialmente mortal que puede causar disnea y que predispone a padecer exacerbaciones y enfermedades graves.

La epilepsia, por su parte, es una enfermedad cerebral no transmisible crónica que afecta a personas de todas las edades. Encontramos unos 50 millones de personas padecen epilepsia, lo que la convierte en uno de los trastornos neurológicos más comunes.

La obesidad y el sobrepeso es otra lacra de la sociedad. Se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud y la OMS está preocupada porque su aumento ha ido creciendo en años en todo el mundo. En España, la prevalencia es cada vez más destacada.

El índice de masa corporal debe ser sobrepeso: IMC igual o superior a 25 y la obesidad: IMC igual o superior a 30.

Por su parte, como enfermedad crónica está la sordera y pérdida de la audición. La OMS también da cifras sobre ello: un total de 466 millones de personas en todo el mundo padecen pérdida de audición discapacitante, de las cuales 34 millones son niños. Este organismo destaca que, en 2050, más de 900 millones de personas —es decir, una de cada 10— sufrirá una pérdida de audición discapacitante.

Lo último en Salud

Últimas noticias