Una campaña en toda regla contra Casado

Una campaña en toda regla contra Casado
Comentar

Alguien en la Universidad Rey Juan Carlos quiere destruir la carrera política de Pablo Casado. Consciente de que el político del Partido Popular puede ser un hombre fundamental en el futuro del centroderecha español, está buscando todos los subterfugios para sembrar la duda sobre la ejemplaridad del abulense. La información que les ofrece en exclusiva OKDIARIO muestra cómo la élite politizada que maneja el centro universitario ocultó documentación del máster de Casado que lo exoneraba. La juez Carmen Rodríguez-Medel debe estar muy atenta ante esta maniobra que denota un modus operandi cuanto menos opaco y sospechoso por parte de dicha universidad.

Resulta muy llamativo que la Rey Juan Carlos dijera en primera instancia que no había constancia del tribunal que había examinado a Pablo Casado ni del acta con las convalidaciones de asignaturas ni tampoco de los documentos que prueban que solicitó dichas convalidaciones como alumno. Sobre todo, cuando este periódico está en disposición de demostrar que el político del PP sí dispone de los papeles que acreditan su presentación, amén de que sí tramitó ese expediente y, de hecho, cerró las gestiones con un sello de la institución. Por lo tanto, no sólo se inició la solicitud de convalidación de asignaturas, sino que además se tramitó y finalizó con éxito. Así las cosas, o la actuación de la Universidad Rey Juan Carlos es intencionada o una chapuza.

Más, si cabe, cuando sí han enviado los documentos que avalan la versión de Casado después de que el ahora candidato a la Presidencia del Partido Popular presentara los papeles que los dejaba en evidencia. Más allá, incluso, de esta extraña maniobra contra Pablo Casado, la élite politizada que gestiona esta universidad le hace un flaco favor al prestigio de la misma, a la calidad de los títulos que ofertan y, en general, a los docentes y estudiantes que con dedicación y esfuerzo pasan por allí con la mera intención de aprender y crecer en sus respectivas carreras. Al igual que sucede en algunos ámbitos de la política, algunas universidades también necesitan una profunda regeneración interna para mantener un mínimo de credibilidad, en este caso, ante la comunidad educativa.

Últimas noticias