Opinión

¿Y si Puigdemont dice ‘no’?

Comentar

El sainete de Cataluña sigue acumulando actos. Carles Puigdemont hizo el otro día la declaración de independencia más ridícula de la historia. La más ridícula y también la más breve, apenas 10 segundos de república ilegal, inexistente. Tras suspender lo que no ha quedado suspendido, y declarar lo que parece no haber declarado, el Gobierno ha decidido actuar, con buen criterio. La situación, además de surrealista, es muy grave.

Nuestra imagen cae ante la mirada de los inversores internacionales, que por ahora no aprecian la suficiente seguridad jurídica en Cataluña. Y Cataluña pesa, y mucho, en el resto de España. Por eso es una buena iniciativa que PP y PSOE se unan para aplicar el artículo 155… Eso sí, si lo acaban aplicando. Al final, parece que unos carecen de lo que hay que tener para declarar la independencia y los otros, para aplicar la ley.

Últimas noticias