José María Fidalgo se reúne a comer con la "vice" y como buen caballero paga él la cuenta

José María Fidalgo se reúne a comer con la «vice» y como buen caballero paga él la cuenta

Este pasado lunes se pudo ver compartiendo mesa y mantel al que fuera secretario general de Comisiones Obreras, José María Fidalgo, y a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría. Como para no verlos, me asegura mi fuente. Él mide más de dos metros, ella a su lado es un gran contraste. El lugar de cita fue una casa de comidas en pleno barrio de Salamanca en Madrid, conocido por su buena mano en los fogones; ‘El Lago de Sanabria’. Hay que decir que Fidalgo, siendo un sindicalista de verdad, siempre mantuvo buena relación con el expresidente del Gobierno José María Aznar pues consideraba que lo mejor para los trabajadores pasaba por tener una directa interlocución con el Gobierno.

Además, tanto la vice como el secretario general son castellanoleoneses; él de León y ella de Valladolid. El viernes Soraya estuvo en la tierra de su anfitrión hablando de despoblación en un cursillo organizado por Graciano Palomo y él seguro que le dio algunas indicaciones sobre cómo abordar la cuestión de las pensiones. El tono en todo momento fue muy cordial y la comida consistió en un salmón ahumado para ella y unas lentejas para él para después compartir un lenguado.

No preocupado Fidalgo por el micromachismo decidió pagar él pues le apetecía por la amistad que les une y porque fueron en torno a 110 euros. Este tipo de encuentros fomentan la leyenda del carácter dialogante de la vicepresidenta aunque pueda no estar de acuerdo en muchas cosas con su comensal. También es importante para el PP, al que acusan de estar alejado de la calle, incorporar lo que piensan otras sensibilidades a la hora de gestionar bien un país.

Lo último en OK Macuto