Tortugas

¿De qué está compuesto el caparazón de la tortuga?

¿Cuál es la composición del caparazón de la tortuga? Esta especie de ‘caseta móvil’ nos genera mucho interés. Aquí te contamos un poco más.

El caparazón de la tortuga
Curiosidades del caparazón de la tortuga

El caparazón de la tortuga constituye uno de los elementos que más llama la atención. Sin duda alguna, es su parte más distintiva y lo que las protege del ataque de los depredadores. El caparazón de la tortuga está hecho de placas de huesos que a su vez están cubiertas de escamas que le dan esa textura y apariencia de rigidez. Específicamente la parte dorsal se denomina espaldar y el ventral se conoce como plastrón.  La parte interna del caparazón está unido a la columna vertebral y a las costillas, cuestiones que limitan el movimiento de la tortuga. En otras palabras, el caparazón viene siendo la prolongación de la caja torácica.

Materiales y tipos del caparazón de la tortuga

Por otro lado, es importante destacar que, así como hay miles de especies de tortugas, también hay diferentes tipos de caparazones. Si bien comparten aspectos generales, los mismos también tienen características muy específicas. En este sentido, algunos caparazones pueden ser rugosos, otros lisos granulosos e inclusive una combinación de los anteriores.

El caparazón está compuesto por el endoesqueleto, el cual está hecho de huesos y de una epidermis que protege a dichos huesos. La textura rígida del caparazón se debe a la queratina que va creciendo sobre la epidermis, sustancia que permite el crecimiento tanto de las placas como de las escamas. Además de las placas anteriores, también tiene nueve placas neurales y costales que están ligadas a las costillas de las tortugas.¿Cómo es el caparazón de la tortuga?

Composición del plastrón

El plastrón es como se denomina a la parte inferior del caparazón. Se trata de una osificación dermal en donde se fusionan tanto las clavículas como las interclavículas, así como también otro grupo importante de huesos. Por otro lado, en lo que se refiere a los músculos, las tortugas tienen el serrato anterior, el cual se encuentra entre el caparazón propiamente y una estructura con forma de romboide.

A medida que las tortugas van creciendo y desarrollándose, se generan conexiones entre los músculos y los huesos. Dichas conexiones son vitales para que el animal logre darle estabilidad a todo su cuerpo. Además, dichas conexiones le permiten desplazarse y defenderse de sus posibles atacantes de ser necesario. Por otro lado, los caparazones de las tortugas están compuestos de varias capas: ósea, vascular, escudos, fibra ósea y fibra de los escudos.

El caparazón de las tortugas es un elemento fascinante, que distingue a estos interesantes reptiles y que está hecho para que puedan defenderse e incluso atacar correctamente a todo aquel que consideren una amenaza.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias