Reptiles

Cuidados del camaleón como mascota

Entre las tendencias actuales de todo tipo de animales en casa, una de ellas es la referida al camaleón como mascota. ¿Cuáles son las características de esta especie?

El camaleón como mascota
El camaleón en casa como mascota

El camaleón como mascota no es una opción tan extraña como algunos piensan. Estos reptiles se han hecho de un espacio entre los animales exóticos, disputándose el público con especies como las boas o las arañas. Sin embargo, antes de embarcarse en esta aventura, es importante tener algunas consideraciones. Aunque se trata de ejemplares relativamente económicos y que debido a su comportamiento independiente resultan (en teoría) fáciles de cuidar, no todo es tan simple como parece.

Estos pequeños lagartos son delicados y requieren de condiciones medioambientales específicas. De ahí que para la construcción de su hábitat artificial no se pueden escatimar recursos. Quienes estén pensando en ahorrar algunos Euros, es preferible que adopten un perro o un gato.

Condiciones precisas

Los camaleones necesitan temperaturas no mayores de 25°C durante el día. En la noche, el rango oscila entre los 15 y los 18 grados centígrados. Aunque algunos ejemplares requieren parámetros todavía menores, cercanos a los cinco grados.

Es imprescindible ofrecerles una fuente regular de rayos UV. Bien sea recibiendo los rayos del sol de manera directa o mediante iluminación artificial. Si se opta por lo primero, se les debe exponer a la acción del astro rey durante las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde. El camaleón como mascota en casa

Carnívoros activos

Los camaleones son cazadores natos. En el mundo salvaje cumplen una función vital en el equilibrio de insectos en las selvas de sus zonas endémicas, las cuales están ubicadas principalmente en el sur de África.

El menú de un camaleón como mascota debe estar conformado por al menos un 90% de insectos vivos. Estos animales no consumen nada que no se mueva y carezca de pulso. Grillos, moscas, langostas y hasta cucarachas forman parte de sus ‘platos favoritos’. Ejemplares de camaleón de gran tamaño también pueden ingerir pequeños roedores.

A manera de complemento se les pueden suministrar pequeños trozos de frutas. Así mismo, es importante complementar el régimen de comidas con suplementos de calcio para evitar deficiencias de este mineral.

Cuidados del camaleón como mascota: cero estrés

Además de animal exótico, el camaleón es una mascota para contemplarlo. No hay que levantarlos o acariciarlos; de hecho, el estrés que estas acciones produce en ellos puede causarles la muerte.

Tampoco hay que mantenerlos cerca de superficies o paredes de color rojo. Son incapaces de metabolizar estos tonos, pero en el intento de conseguirlo, la ansiedad también puede dispararse hasta niveles potencialmente mortales.

Por último, no es el tipo de especie como para delegar en niños las responsabilidades de su bienestar. Solo personas adultas deben velar por la integridad de estos reptiles. En la práctica, convivir con una serpiente pitón puede ser una tarea más sencilla en comparación con los cuidados que demanda un camaleón como mascota.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias