Animales

Animales prehistóricos: amonites

Entre los diferentes tipos de restos fósiles, se encuentran aquellos de animales prehistóricos como los amonites. Aquí te contamos un poco más.

Amonites
Amonites en la prehistoria

Los amonites fueron moluscos prehistóricos cuyo caparazón podía ser del tamaño de la rueda de un camión. Estos están emparentados con las especies de pulpos y sepias de la actualidad. Se cree que este antepasado es bastante parecido a un animal que existe en nuestros océanos: el nautilo. El animal prehistórico tiene muchas particularidades que llaman la atención de los científicos.

Llamado científicamente Ammonoidea, esta especie ha sido de gran utilidad para el estudio de la prehistoria. De hecho, estos animales prehistóricos son utilizados en la arqueología para levantar data sobre rocas y superficies. A su vez, esto ha permitido hacer una línea de tiempo para estudiar la biología marina incluso hacia tiempos remotos.

Estructura y vida de los amonites

Los estudiosos saben que este animal vivió hace 400 millones de años. Su existencia como especie debe extenderse desde el devónico medio y has tal cretácico. Se cree que este molusco prehistórico vivió en diversos océanos y ha sido encontrado en diversos lugares del globo.

La estructura de su caparazón ha sido estudiada en detalle porque es un elemento fósil importante. Esta concha se dividía en dos zonas con funciones fundamentales para la supervivencia del molusco. El fragmocono le permitía flotar mediante el control de los gases que albergaban internamente. Este sistema biológico es similar al que se utiliza en el buceo.

Por su parte, la cámara interior hospedaba la parte blanda del animal. Esta parte es aún un misterio para los estudiosos aunque se cree tenían coronas en la cabeza. Básicamente, habrían sido bastante similares a como son los nautilos en la actualidad pero más grandes.Amonites

Lo que se sabe sobre ellos

Los amonites no solo sirven para dividir los tiempos prehistóricos para el estudio. De hecho, la biología marina y la paleontología se han dedicado en su comprensión. En la actualidad, se cree que existieron muchísimas especies clasificadas en 1800 géneros aproximadamente. Esta clasificación se realiza en función del aspecto y conformación de su caparazón.

El nombre de esta especie guarda relación con la palabra “Ammon”. Se trata de una forma de llamar al dios Júpiter, protagonista de la mitología romana. La civilización egipcia antigua conocía también como Amón al dios de la creación. En la Edad Media se creía que estos fósiles eran serpientes convertidas en piedra por Hilda de Whitby. Esto ocurrió a raíz de la aparición de los caparazones de amonites en las playas de Gran Bretaña.

Es muy posible que este molusco marino se extinguiera a raíz del meteorito que sacudió al planeta hace 66 millones de años. En el presente, estas piezas fósiles se subastan en tiendas digitales como piezas para coleccionistas.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias