Investigación

Ada Colau y el periodista que elogia a los asesinos de Terra Lliure ponen en la diana a OKDIARIO

Ada Colau y Pablo Iglesias. (Foto: AFP)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la asociación de periodistas independentistas Ramon Barnils han puesto en marcha un Observatorio del Odio para vigilar y criminalizar exclusivamente a los medios de comunicación liberales y de centro-derecha. Entre ellos, OKDIARIO.

Es decir, los mismos periodistas subvencionados que durante más de tres décadas se han negado a investigar la corrupción de la familia Pujol y su partido (ahora llamado PDeCAT) se disponen a dar clases de ética periodística a lo que califican como “prensa españolista de Madrid”.

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona Jaume Asens y el presidente del Grup de periodistas Barnils, Ferran Casas i Manresa, presentarán este lunes el llamado Observatorio del Discurso del Odio en los Medios.

Tal como explica en su página web, este organismo se dedicará a “analizar las estrategias utilizadas por ocho medios digitales del espectro ideológico de derechas para fomentar el discurso del odio: desde los insultos más explícitos a técnicas más sutiles, como la revelación del origen, religión, color de piel o etnia de las personas, sea o no relevante para la noticia, la selección internacional de noticias que confirmen los prejuicios del medio o el uso de fotografías y vídeos para negativizar a ciertos colectivos”.

Colau persigue a la prensa de Madrid

Esta labor de vigilancia se centrará exclusivamente en ocho medios digitales, entre ellos OKDIARIO, Libertad Digital, Periodista Digital y La Gaceta del Grupo Intereconomía. Todos ellos con sede en Madrid, salvo la web Dolça Catalunya que se dedica a denunciar los excesos del independentismo catalán.

De este modo, el Ayuntamiento de Barcelona y una asociación de periodistas catalanes montan con dinero público un Observatorio para criminalizar a varios medios de comunicación de Madrid que no comparten el discurso independentista.

La asociación de periodistas independentistas Ramon Barnils, principal impulsora de esta iniciativa, está presidida por Ferran Casas i Manresa, que ha sido redactor del diario Público (propiedad del millonario Jaume Roures), delegado en Madrid del diario Ara y actualmente es subdirector de Nació Digital. Dos medios, estos últimos, que sobreviven exclusivamente gracias a las subvenciones millonarias de la Generalitat.

Hasta el año pasado, la asociación estaba presidida por David Bassa, quien abandonó el cargo al ser nombrado director de informativos de TV3. Bassa dirigió el documental Terra Lliure, punt final (emitido por el canal autonómico TV3 en 2007) que presentaba a los asesinos del grupo terrorista como patriotas catalanes.

Los “compañeros” de Terra Lliure

A pesar de que el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) suele callar ante los excesos de TV3, en esta ocasión se vio obligado a emitir un comunicado en el que denunciaba que el documental de David Bassa utilizaba “fuentes de información sesgadas”, presentaba a los terroristas como simples “activistas” e incluía 57 testimonios que defendían la “lucha armada”, frente a tan sólo una víctima.

Pocos años después, TV3 completó esta labor de blanqueamiento con una entrevista en la que presentó al terrorista de Terra Lliure Carles Sastre como un “preso político”. En realidad, Sastre fue condenado a 48 años de cárcel como autor del asesinato del industrial José María Bultó, al que la banda terrorista colocó un artefacto explosivo adosado en el pecho.

Los terroristas de Terra Lliure también fueron los responsables del atentado cometido en 1981 contra el periodista Federico Jiménez Losantos, al que dispararon un tiro de pistola en una pierna y dejaron atado y amordazado en un pinar de Esplugues de Llobregat (Barcelona), por haber firmado un manifiesto a favor de la enseñanza en castellano.

Más recientemente, una de las estrellas de Catalunya Ràdio, Mónica Terribas, ha presentado a los terroristas de Terra Lliure como “compañeros” e “históricos del independentista combativo”. En aquel momento, David Bassa era el subdirector del programa de Mónica Terribas.

TV3 al servicio del soberanismo

A la alcaldesa Ada Colau y a la asociación de periodistas Ramon Barnils (de cuya junta directiva todavía forma parte David Bassa) no le preocupa que TV3 se dedique a elogiar a los asesinos de Terra Lliure, presentándolos como patriotas catalanes. Tampoco que TV3 destine cada año 200 millones de euros públicos a hacer proselitismo de la independencia de Cataluña y demonizar a los catalanes que no la apoyan.

El Ayuntamiento de Ada Colau y su asociación afín de periodistas van a centrar su atención, en cambio, en detectar el “discurso del odio” en medios de comunicación liberales como OKDIARIO, Libertad Digital o Periodista Digital.