La vacuna contra el Covid-19 más lejos: la OMS calcula ahora que no estará lista hasta dentro de un año

Restricciones Navidad 2020: Las situaciones que la OMS recomienda evitar
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom.

La vacuna contra el Covid-19 no está tan cerca como aventuraba la OMS hace escasas semanas, lo que supone un evidente problema para los Gobiernos y sistemas de salud de todo el mundo, que deberán seguir aprovisionándose de fármacos y sistema de protección ante una posible segunda oleada el próximo invierno.

La misma Organización Mundial de la Salud (OMS) ha avanzado este jueves que la vacuna contra el Covid-19 podría estar disponible en el plazo de un año, a tenor del centenar de investigaciones que hay en marcha a nivel mundial, lo que supone un retraso respecto a sus previsiones iniciales.

Comparecencia en el Europarlamento

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una comparecencia ante el Parlamento Europeo en la que ha compartido las previsiones que hace el organismo ha asegurado que «la estimación es que podríamos tener una vacuna en el plazo de un año, si se acelera podría ser un poco antes, incluso un par de meses antes», ha señalado.

«Cuando se descubra será la primera vacuna, será difícil, porque los primeros pasos en algo son difíciles, pero tenemos ya cien candidaturas y alguna ya está en estado avanzado», ha explicado el biólogo etíope, quien, a la vez, ha avisado de que el problema entonces será la distribución y el acceso a este tratamiento.

Normalmente la primera producción de una vacuna no es masiva y no será un bien de acceso universal nada más descubrirse, ha avisado Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien considera capital el compromiso político para aumentar las inversiones en la fabricación del tratamiento. «No será fácil pero hay que caminar en la buena dirección», ha apuntado, instando a la cooperación mundial en este aspecto.

La ‘nueva normalidad’

El mandatario de la OMS ha aprovechado su intervención ante la Eurocámara para señalar que la UE está en una buena posición para liderar un nuevo modelo social y económico tras la pandemia que pase por la transición ecológica, la equidad y la sostenibilidad.

A su juicio, no se puede volver a la situación anterior a la pandemia, sino que la UE debe liderar una «nueva normalidad» más inclusiva y verde. Igualmente ha puesto el énfasis en mejorar las redes de protección social e invertir más en los sistemas de salud, en especial en el área de atención primaria. «Tenemos que asegurarnos que sacamos lecciones de esto y que nunca el mundo vuelve a verse tan poco preparado para una crisis así», ha sintetizado.

A finales de año

La Organización Mundial de la Salud (OMS) había anunciado el día 19 de este mes que esperaba disponer a finales de año de «millones de dosis» de vacunas contra el COVID-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus y que en 2021 estén disponibles otros 2.000 millones.

Actualmente hay unas 300 vacunas en ensayos y tres ya están cerca de comenzar la fase final de las pruebas con personas, la de la Universidad de Oxford, la vacuna RNA de la compañía Moderna y otra más que se está desarrollando en China.

No obstante, la jefa de científicos de la OMS, Soumya Swaminathan, ha avisado de que esta hipótesis «no son certeras» ya depende del resultado final de los ensayos, si bien ha recordado que el organismo de Naciones Unidas trabaja con esos supuestos para la adquisición, distribución y reparto justo.

Tengo esperanza, soy optimista, pero el desarrollo de una vacuna es una tarea compleja, viene con mucha incertidumbre. Lo bueno de esto es que tenemos muchas vacunas y plataformas para que, incluso si la primera o la segunda falla no perdamos la esperanza y no nos rindamos. Si tenemos suerte habrá una o dos vacunas exitosas a finales de año«, ha detallado la experta. Dicho esto, ha comentado que hacerle llegar estas vacunas a quienes lo necesiten depende de que los que apoyen e inviertan en el Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19, conocido como COVAX, un mecanismo propuesto por la alianza GAVI y la OMS, como parte de su iniciativa de aceleración de vacunas y tratamientos contra el COVID-19.
«Solo podemos hacer eso si el mundo se une, si los países se unen y aceptan este mecanismo. Por lo tanto, estamos proponiendo un marco que podría usarse para decidir a quién se debe priorizar. Y mencioné que se podría pensar en grupos de personas a las que se debería priorizar. Como, por ejemplo, los conductores y los trabajadores de ambulancias y otros trabajadores de la salud, pero también la policía, los que trabajan en los supermercados, los trabajadores de saneamiento, estas son las personas que están muy expuestas», ha comentado la experta.

Lo último en Internacional

Últimas noticias