Irán presenta un nuevo misil balístico en plena tensión con Washington

Irán presenta un nuevo misil balístico en plena tensión con Washington
Proyectil Zolfaqar Basir
  • Atalayar.com

El Cuerpo de Guardias Revolucionario de Irán (IRGC) presentó este domingo un nuevo misil balístico naval con un alcance de más de 700 kilómetros. Una nueva muestra de su capacidad militar y tecnológica, que contribuye a tensar aún más las relaciones entre la República Islámica y Estados Unidos.

El nuevo misil balístico del IRGC, “Zolfaqar Basir”, se ha exhibido en una exposición de la Fuerza Aeroespacial del IRGC que se inauguró el domingo por la mañana, según la agencia de noticias iraní Tasmin.

Conocido como la última versión de una nueva generación de misiles del golfo Pérsico, Zolfaqar Basir tiene un alcance de más de 700 kilómetros y su ojiva está equipada con un buscador óptico. Este proyectil posee más del doble del alcance del último misil tierra-mar presentado por Teherán en 2017, el Hormuz-2

El alcance de los misiles navales anteriores del IRGC, Golfo Pérsico y Ormuz, era de alrededor de 300 y 250 km respectivamente.

La versión tierra-tierra del misil Zolfaqar, con un alcance de 750 kilómetros, se utilizó en una operación contra los terroristas de Daesh en Siria en octubre de 2018, y en un ataque con misiles contra la base aérea estadounidenses de Ain al-Assad en Irak en enero de 2020.

Según la agencia progubernamental, los funcionarios iraníes han subrayado que el país persa no dudará en fortalecer sus capacidades militares, incluida su potencia de misiles, que están destinados exclusivamente a la defensa, y que las capacidades de defensa de Irán nunca estarán sujetas a negociaciones.

A principios de febrero, la República Islámica presentó en Teherán los misiles balísticos de corto alcance Raad-500. Equipados con un nuevo motor de propulsión, el Zoheir, y formados con materiales más ligeros, el misil balístico tierra-tierra fue presentado por primera vez en 2002, y poseía un alcance de 200 kilómetros menor que la nueva generación de misiles. Estos proyectiles pueden ser propulsados por la nueva generación de motor que permiten la puesta en órbita de satélites.

En febrero de 2018, el líder de la República islámica, el ayatolá Jamenei, pidió esfuerzos para mantener e impulsar las capacidades de defesa del país, y de esa manera, responder a los enemigos por disputar el programa de misiles del país. “Sin un momento de vacilación, el país debe moverse para adquirir lo que sea necesarios para la defensa, incluso si el mundo entero se opone a ellos”, declaró el ayatolá.

El ASBM (siglas en inglés del misil balístico anti-buque) se presentó durante la ceremonia inaugural de la exposición permanente sobre los avances de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica.

En la misma semana, Irán inauguró una nueva base marítima, cercana al estrecho de Ormuz- enclave estratégico petrolero para Teherán- y donde fue centro de tensiones en 2019, después de que la Guardia Revolucionara derribara un dron estadounidense.

La presentación de este nuevo misil coincide con la reimposición de sanciones de EEUU a Irán, a pesar de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas había rechazado extender el embargo impuesto contra Teherán. El pasado jueves, el Gobierno norteamericano anunció nuevas sanciones contra dos personas y cuatro entidades iraníes.

Las tensiones entre Washington y Teherán siguen creciendo en el marco de un enfrentamiento que recuerda a la Guerra Fría del pasado siglo. Esta escalada deriva de las sanciones impuestas por la Administración de Donald Trump contra el régimen de los ayatolas por el incumplimiento de los términos pactados en el acuerdo nuclear suscrito en 2015 junto con Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia, China y la Unión Europea, conocido como Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), por el que se limitaba el programa atómico iraní, sobre todo en materia de supuesto desarrollo armamentístico.

Estados Unidos se salió del acuerdo en 2018 e impuso medidas sancionatorias contra Irán, entre las que destacaban las relacionadas con el comercio de petróleo, que es la principal fuente de financiación nacional. Sobre esta medida, el presidente iraní, Hasán Rohaní, amenazó con seguir comercian con su crudo, bloquear el estrecho de Ormuz y reducir considerablemente sus compromisos nucleares.

Irán ha continuado comerciando con petróleo, sobre todo con Venezuela (otro país sobre el que EEUU tiene impuestas sanciones) y ha seguido con sus planes nucleares, especialmente en materia de enriquecimiento de uranio.

Lo último en Internacional

Últimas noticias