El Gobierno y el Parlamento de Libia acuerdan un alto el fuego permanente

Ambas partes firmaron en Ginebra un cese de las hostilidades para todo el territorio nacional, anunció la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas para Libia (UNSMIL).

libia alto el fuego
libia alto el fuego
  • Carlota Pérez | Atalayar.com

A través de Facebook, la misión de Naciones Unidas para Libia (UNSMIL) ha anunciado “un alto el fuego permanente en todas las áreas de Libia”, firmado por los representantes militares de las principales facciones libias: el Comité Militar Conjunto de Libia (5+5).

La firma de este cese de hostilidades permanentes significa la consolidación del alto el fuego provisional que fue anunciado en agosto entre el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) de Trípoli y liderado por Fayez Sarraj, y el Gobierno provisional de la Cámara de Representantes de Tobruk, liderado por Aquila Saleh y partidario de Jalifa Haftar.

“Las conversaciones de la Comisión Militar Conjunta 5+5 en Ginebra hoy culminan con un logro histórico cuando los equipos libios alcanzan un acuerdo de alto el fuego permanente en toda Libia. Este logro es un importante punto de inflexión hacia la paz y la estabilidad del país”, dice el comunicado de la misión de Naciones Unidas.

Durante la conferencia de prensa en Ginebra, la jefa en funciones de la misión de la ONU, Stephanie Williams señaló que “el camino hacia un acuerdo de alto el fuego permanente fue a menudo largo y difícil”, y a pesar de este logro, “queda mucho trabajo por hacer en las próximas semanas” para implementar todos los compromisos.

La enviada especial de la ONU expresó su esperanza de que el acuerdo logro “poner fin al sufrimiento de los libios y permitir que los desplazados por el conflicto regresen a sus hogares”.

Williams también señaló que todos los mercenarios y combatientes extranjeros deben abandonar Libia en un plazo máximo de tres meses a partir del viernes.

El coronel Ali Abushahma, jefe de la delegación representante del GNA, pidió a los responsables de las tropas libias «hacer todo lo posible para cumplir el acuerdo con responsabilidad y reconstituir el aparato militar para que sea una fuerte mano contra quien mine la seguridad y estabilidad de Libia».

Por parte del Parlamento de Tobruk, Amhimmid Mohammed Alamami dijo sentirse «complacido por el resultado obtenido».

Esta semana, durante la ronda de conversaciones que se ha celebrado en Ginebra, ambas partes acordaron reabrir las rutas terrestres y aéreas entre las dos facciones.

Los vuelos entre la capital libia y Bengasi se reanudaron el viernes después de una interrupción de 18 meses, en medio de un alivio de las tensiones entre una administración con sede en Trípoli y las autoridades rivales en la ciudad oriental. «Un avión de Afriqiyah Airways … aterrizó el viernes por la mañana en el aeropuerto internacional de Benina» desde el aeropuerto Mitiga de Trípoli, llevando una delegación de representantes de la aerolínea libia junto con funcionarios de aviación, dijo el Gobierno de Acuerdo Nacional en Facebook.

Los vuelos comerciales entre Bengasi y Trípoli se suspendieron poco después de que Jalifa Haftar lanzara una campaña militar para tomar la capital en abril de 2019. Sus fuerzas fueron rechazadas en junio de este año. Los vuelos solo se reanudaron desde Mitiga, el único aeropuerto en funcionamiento de la capital libia, en agosto, después de un cierre debido a los combates y las restricciones del coronavirus.

El país libio se encuentra dividido desde las revueltas de 2011 impulsadas por la Primavera Árabe. Tras la muerte Muamar el Gadafi, las crisis energética, económica y sanitaria pesan en los ciudadanos que llevan desde agosto manifestándose en las calles contra ambos Gobiernos enfrentados.

Actualmente Libia tiene dos Ejecutivos: el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), dirigido por el primer ministro Fayez Sarraj, y el Parlamento oriental de Tobruk, creado en 2014 y asociado al Ejército Nacional de Libia (LNA) comandado por el mariscal Jalifa Haftar.

Lo último en Internacional

Últimas noticias