Biden nombra por primera vez en la historia de EEUU a un equipo de comunicación formado sólo por mujeres

Joe Biden comienza a modelar el que será su mandato a partir de enero y ya ha hecho los primeros nombramientos. El demócrata quiere que su Gobierno sea feminista y por eso ha anunciado que su nuevo equipo de comunicación estará formado en su totalidad por un grupo de siete mujeres.

La decisión del presidente electo es histórica en EEUU. Biden ha sido el encargado de hacer el anuncio y ha asegurado que las siete mujeres que formarán el equipo de comunicación serán «diversas» y «experimentadas» y con ellas pretende «construir una administración que se parezca» al país.

«Me enorgullece anunciar hoy el primer equipo de comunicaciones de alto nivel de la Casa Blanca compuesto en su totalidad por mujeres. Estas comunicadoras calificadas y experimentadas aportan diversas perspectivas y un compromiso compartido para reconstruir mejor este país», ha dicho Biden.

Las 7 mujeres elegidas

  • Jen Psaki. Es la que más destaca de las nombradas. Psaki ha participado en tres campañas presidenciales demócratas. Además ocupó varios puestos durante la Administración de Barack Obama (2009-2017), como el de directora de Comunicación de la Casa Blanca, portavoz del Departamento de Estado, o secretaria de Prensa, el cargo que ocupará a partir de ahora.
  • Kate Bedingfield. Esta mujer será la nueva directora de Comunicación de la Casa Blanca. Bedingfield ya trabajó a las órdenes de Biden como su directora de Comunicación durante la Administración Obama, en la que ocupó otros cargos de importancia, como directora adjunta de Comunicación, o subdirectora de Medios.
  • Elizabeth E. Alexander será la directora de Comunicación de la próxima primera dama, Jill Biden. Anteriormente ocupaba un cargo como fiscal federal y secretaria de prensa de Biden en los primeros años de mandato de Obama.
  • Ashley Etienne será la directora de Comunicación de Harris, después de haber desempeñado ese mismo cargo, además de haber sido la asesora principal, de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
  • Karine Jean Pierre, asesora principal de Biden y jefa de personal de Harris en campaña electoral, será la nueva subsecretaria de Prensa.
  • Symone Sanders trabajó para la campaña presidencial del senador Bernie Sanders y ahora será la asesora y portavoz principal de Harris.
  • Pili Tobar será la subdirectora de Comunicación de la Casa Blanca. Uno de los datos más destacados de su currículum es que cuenta con amplia experiencia en asuntos migratorios y en favor de la comunidad hispana.

La vicepresidenta electa, Kamala Harris, ha valorado muy positivamente esta decisión: «Nuestro país se enfrenta a desafíos sin precedentes, desde la pandemia del coronavirus hasta la crisis económica y climática, así como al reconocimiento de la injusticia racial. Estas mujeres expresan el compromiso de la nueva administración por construir una Casa Blanca que refleje lo mejor de la nación».

Otros cargos femeninos

La decisión de que el equipo de comunicación sea íntegramente de mujeres se complementa con el nombramiento de otras mujeres en cargos de poder. La lista de personas que acompañarán a los demócratas Harris y Biden durante los próximos cuatro años tiene una importante presencia femenina.

Entre esas mujeres, destacan personalidades fuertes como Janet Yellen, una vieja conocida del anterior Gobierno demócrata ya que ocupó el puesto de presidenta de la Reserva Federal durante los últimos años de Obama. También destaca Linda Thomas-Greenfield, antigua secretaria de Estado adjunta también con Obama y que ahora será la embajadora de Estados Unidos en la ONU.

Por otro lado, Avril Haines será la primera mujer que dirija los servicios de inteligencia estadounidenses como directora de Inteligencia Nacional.

Todos estos cargos no son definitivos, ya que tienen que ser aprobados por el Senado. Además, aun se desconoce quién dominará en la Cámara Alta porque el recuento de votos continúa y siguen en juego los dos últimos escaños de Georgia hasta que se haga la segunda vuelta en enero.

Aunque Donald Trump sigue hablando de fraude poco a poco parece reconocer que ha perdido las elecciones. El primer gesto lo tuvo la semana pasada, cuando la Administración del actual presidente de EEUU autorizó formalmente facilitar la transición de poder.

El todavía presidente de los Estados Unidos aseguró este miércoles que ya tiene en su poder «todas las pruebas» que demostrarían el supuesto fraude en las elecciones.  «Tenemos que darle la vuelta a la elección, porque no hay duda de que tenemos todas las pruebas», dijo Donald Trump.

«Todo lo que necesitamos es que algún juez lo escuche correctamente sin tener una opinión política o tener otro tipo de problema, porque lo tenemos todo y, por cierto, las evidencias están llegando ahora mientras hablamos», aseguró.

Lo último en Internacional

Últimas noticias