Bricolaje

Como instalar una alarma low cost en casa

instalar alarma low cost
Todos los pasos para instalar una alarma low cost en casa

Tener una buena señal Wifi o una tarjeta SIM solo para tu alarma, son algunos de los pasos necesarios para instalar una alarma low cost en casa.

Proteger nuestra casa ante la presencia de ladrones es algo realmente imprescindible, y aunque siempre es recomendable la instalación de una alarma conectada a cualquier empresa o servicio de seguridad, hoy en día parece que se han puesto de moda las alarmas "low cost" que son efectivas y fáciles de instalar. Veamos a continuación, cómo instalar una alarma low cost en casa.

Las alarmas llamadas low cost son un tipo de alarma que tal y como su nombre indica, son más económicas con respecto a las alarmas convencionales y no necesitan un proceso de instalación demasiado complicado. De hecho, al no estar conectados a una central de monitoreo, tan solo necesitamos configurarlas para que al detectar la presencia de algún extraño, nos avise de que alguien ha entrado en casa. Cómo hacerlo te lo explicamos a continuación.

Pasos para instalar una alarma low cost en casa

Antes de comenzar a hablaros de cómo instalar vuestra alarma low cost en casa, tenéis que saber que existen de dos tipos:

  • Si es una alarma antirrobo conectada a la red Wifi de la casa u oficina, tendrá un sensor de movimiento que al detectar a alguien dentro de casa enviará una alerta a una aplicación instalada en nuestro smartphone.
  • Si es una alarma antirrobo GSM podremos insertar dentro de ella una tarjeta SIM para que, cuando el sensor detecte algo, marque tu número de teléfono o te avise por SMS.

La instalación para las dos alarmas es simple y puedes hacerlo todo por ti mismo así que veamos qué pasos dar para su instalación.

  1. Lo primero de todo es que ver de qué consta la alarma low cost que hayas comprado. Verás como tiene una pieza principal que es la unidad de control que deberás colocar en un lugar cercano a la entrada de casa pero que no esté a mano (no queremos que los ladrones la vean e intenten desconectarla).
  2. Si has elegido una alarma low cost conectada a la red Wifi, debes asegurarte que la señal de esta es buena. En el caso de no tener buena señal Wifi, los expertos señalan que la solución está en comprar un cable ethernet y conectarlo al router desde la alarma (pero deberás también intentar ocultar ese cable para que no se vea).
  3. Una vez tengas elegida la ubicación de tu alarma low cost, deberás conectar también los sensores que la acompañan, que son de hecho los que harán el "trabajo" de detectar a todo aquel que entre en casa. Si se trata de una alarma Wifi deberás configurar los sensores también con la red, en el caso de una unidad de control GSM los sensores suelen venir ya configurados, por lo que no hay que hacer nada más que colocarlos.
  4. Si compras una alarma Wifi, deberás instalarte además la aplicación correspondiente para tu smartphone y usar la guía de configuración que acompañará a tu unidad de control.
  5. En el caso de tener una alarma GSM, necesitarás insertar una tarjeta SIM para que la alarma pueda avisarte a tu número por llamada o SMS en caso de robo. Pero además, puedes también configurar la unidad de control para que avise a otros números que añadas.

Consejos tras instalar la alarma low cost

  1. Si la unidad de control no tiene una "batería de respaldo", es decir, la que, en ausencia de electricidad, permite que la alarma permanezca operativa, una buena idea (o más bien excelente) será bueno que compres una, ya que este tipo de baterías no solo defienden el equipo contra las sobrecargas de energía, sino que también garantiza el funcionamiento de la alarma antirrobo y, si eres es inteligente y también conectas el router wifi puedes tener alarma conectada aunque el ladrón corte la luz.
  2. No es necesario colocar mil sensores cerca uno del otro: mejor uno por habitación (de tamaño normal) bien posicionados que tres para cubrir diez metros cuadrados.
  3. Ten cuidado con las baterías. Un sistema de alarma low cost a tiene un valor que también es un defecto en algunos aspectos: los sensores inalámbricos funcionan con baterías (normal 9v o AAA). Esto es bueno porque puedes montarlos donde quieras, sin estar cerca de enchufes eléctricos. También es malo porque los meses pasan rápidamente y puedes olvidarte de cambiarlos. Resultado: sensor inutilizable. Te aconsejo que tomes nota o establezcas un recordatorio en tu teléfono de 3 a 4 meses para que compruebes como están los sensores. Por lo general, duran más de 3 a 4 meses, pero siempre es mejor estar seguro ya que has de tener en cuenta que los sensores que operan con mayor frecuencia, como los sensores de movimiento o magnéticos, se descargan primero.

Lo último en How To