Plantas

Cómo cuidar una higuera

cuidar higuera
Pasos para cuidar una higuera

Cuidar una higuera es una de las tareas de jardinería más sencillas que existen, toma nota de estos pasos para cuidar un árbol con mucha personalidad.

Una higuera es un tipo de árbol ideal para cualquier jardín. Suele crecer de forma espontánea y es uno de los más resistentes en climas extremos, tanto frío, como calor y además, se caracteriza por requerir unos cuidados mínimos. Una higuera puede llegar hasta los 5 metros de altura y decorar con personalidad cualquier espacio. Sus hojas grandes y rasposas son apreciadas como parte fundamental de muchas recetas, al igual que sus frutos, los higos que aportan una gran cantidad de fibra y pueden conservarse para estar disponibles todo el año. Toma nota de estos consejos básicos para cuidar una higuera de forma sencilla.

Pasos para cuidar una higuera

  1. La higuera es un árbol perfecto para suelos con muchas piedras, es uno de los más resistentes que existen y por eso suele ser fácil de mantener. No requiere un suelo especial, pero sí que tenga un buen drenaje y sea permeable para poder acumular la cantidad justa de agua que le permita sobrevivir.
  2. Este tipo de árbol necesita climas cálidos, aunque se adapta bien a las temperaturas extremas, es mejor que esté en lugares de inviernos suaves, el calor no es un problema, pero sí lo puede ser el frío.
  3. Podemos plantar una higuera con injertos una rama cualquiera se puede convertir en la base de nuestro árbol. También podemos optar por acudir a viveros para obtener los mejores esquejes, la raíz debe ser sana y estar preparada para el arraigo.Cómo cuidar una higuera
  4. Cuando vayamos a plantarlo, preparamos el suelo, es mejor hacerlo en enero o principios de primavera, las épocas en las que mejor se adapta este árbol. Pondremos un poco de estiércol para que tenga todo lo necesario para crecer.
  5. Lo normal de este tipo de árboles es servirles de los cuidados necesarios según la estación del año, en otoño preparar la tierra para la temporada de lluvias y en primavera darle un poco más de abono para tenerlo listo para el verano. No necesitará mucho más para poder crecer de forma sana y rápida.
  6. El riego debe ser más bien escaso, solo en verano necesitará un poco más de atención, dependiendo de las lluvias. En general puede sobrevivir con el agua que se acumula de las lluvias y poco más, es un árbol muy resistente. La poda se suele realizar en épocas determinadas y esté enfocada en obtener más frutos o aspectos estéticos.

Con estos sencillos cuidados no hay excusa para no empezar a cultivar tu propia higuera, toma nota de estos pasos y ponte manos a la obra con un árbol que te encantará.

Últimas noticias