Cómo arreglar una persiana

arreglar una persiana
Todos los pasos que debes seguir para arreglar una persiana.
Comentar

Con el paso del tiempo y el uso diario de las persianas, es muy normal romperlas o deteriorarlas de modo que nos toca arreglarlas de vez en cuando. En este artículo, explicamos cómo arreglar una persiana paso a paso y de manera sencilla.

Es fácil que con el tiempo las persianas de casa se acaben rompiendo. Muchas de ellas llevan décadas colocadas y algunos de los principales motivos de su deterioro son también las inclemencias del tiempo (lluvia, viento, etc.) y como no, los rayos solares que inciden a diario (aunque no los notemos) sobre nuestras persianas.

A ello se le suma como no, el uso continuado de las persianas que subimos y bajamos a diario incluso varias veces al día, de modo que si te has dado cuenta de que la persiana no sube o se ha caído por completo cuando la has ido a bajar toca repararla, tal y como te explicamos a continuación.

Arreglar una persiana no es nada complicado si tienes los materiales y herramientas necesarios y además, sigues bien todos los pasos que te indicamos a continuación.

Materiales:

  • Recogedor de cinta
  • Embellecedor
  • Cinta
  • Pasacintas
  • Lamas de repuesto
  • Trapo
  • Topes de persiana
  • Destornilladores (de estrella y plano)
  • Tijera
  • Cuchilla
  • Atornillador eléctrico
  • Tenazas
  • Flexómetro

Pasos para arreglar una persiana:

  1. El primer paso será subirse a una escalera y quitar el cajón de la persiana, que suele estar fijado con tornillos.
  2. Debes quitar las cintas que sujetan la última lama con eje metálico de la persiana.
  3. Ahora puedes desmontar el recogedor de la persiana con la ayuda de un destornillador.
  4. A continuación, soltamos la cinta de su punto de anclaje. Vas a necesitar ayudarte con unas tenazas.
  5. Tendrás que sacar toda la cinta de la persiana y, para ello tendrás que tirar del eje desde arriba.
  6. Sacamos ahora el eje del cajón de la persiana. Y tendremos que quitar la cinta en el anclaje que coincida con rodillo del eje. Puede que veas que se trata de un nudo (lo puedes cortar si deseas colocar una cinta nueva).
  7. Después, coloca unos nuevos rodamientos a los ejes (para que aguanten mejor) y los atornillas donde ya estaban los viejos, de modo que no pierdas el nivel.
  8. Si tienes alguna lama rota, deberás sacarla con cuidado y sustituirla por una nueva.
  9. En el caso de tener que cambiar la última lama, tienes que quitar las cintas o lo que la sujete, marcas donde van los nuevos anclajes en la lama nueva y la colocas, además de sujetarla.
  10. En el caso de tener que cambiar la cinta con la que subes y bajas la persiana, deberás comenzar a pasar la cinta nueva por el pasacintas superior (tendrás que medir desde arriba hasta abajo para saber cuánta cinta se necesita y multiplicar por tres).
  11. Prueba la cinta varias veces para comprobar que va bien y si es así, la puedes acabar de enrollar y meter en el embellecedor del recogedor.
  12. Asegúrate que colocas bien la cinta (sin que esté girada o doblada) y ahora la pasas por el pasacintas del recogedor.
  13. Ahora dobla un par de centímetros y corta un poco en el centro con la ayuda de una cuchilla.
  14. Retrae la polea sujetando bien fuerte hasta que notes que hace resistencia.
  15. Lleva la punta de la cinta al extremo de la polea y verás que hay un tornillo (o una muesca) en el que debes colocar la cinta.
  16. Suelta la polea y deja que dé unas cuantas vueltas. Comprueba que va bien y si es así, cierra el cajetín.
  17. Coloca el cajón de la persiana, comprueba si ésta funciona y ¡listo! ya habrás arreglado la persiana.

Temas

Últimas noticias