Urkullu denuncia que la moción del Senado contra las transferencias induce a la "prevaricación"

Iñigo-urkullu-nochevieja-2018
El lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, durante su tradicional discurso de fin de año para recibir al 2019.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha denunciado que la moción aprobada por el PP y Ciudadanos en el Senado para no transferir a Euskadi competencias recogidas en su Estatuto de Autonomía supone una "inducción a la prevaricación", dado que plantea el "incumplimiento" de una ley orgánica, mientras que, desde una perspectiva política, constituye una "provocación".

Urkullu ha respondido este viernes, durante el pleno de control que celebra el Parlamento Vasco, a varias preguntas de la oposición acerca de la situación política en Euskadi y en España, en las que se ha aludido a la moción del PP aprobada este pasado miércoles en el Senado con el apoyo de Ciudadanos, Foro Asturias y UPN.

La resolución de la Cámara Alta ha sido aprobada poco después de que el Ejecutivo español se haya comprometido a traspasar a Euskadi todas las competencias que tiene reconocidas en su Estatuto pero que siguen en manos de la Administración central, con la excepción de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social, pese a que esta competencia también está contemplada en el Estatuto.

El texto aprobado por el Senado insta al Gobierno central a "no aceptar el catálogo de transferencias" pendiente de realizar a Euskadi para completar el Estatuto de Autonomía de Gernika.

Iñigo Urkullu ha respondido inicialmente a una pregunta de la portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, que ha advertido al lehendakari sobre la necesidad de "articular un bloque soberanista fuerte" en Euskadi frente a la "involución" que propugna el Partido Popular en el Estado.

"Unilateralismo"

El máximo responsable del Gobierno Vasco, que ha refirmado su compromiso con la "multilateralidad" y la negociación política, ha denunciado que la moción del Senado para "no cumplir" el Estatuto de Gernika supone un ejercicio de "unilateralismo".

El lehendakari considera que la aprobación de esta iniciativa en la Cámara Alta a instancias del PP es algo "muy grave y preocupante", que refleja "la situación política" del Estado español. "Aprobar una moción fundamentada en la idea de que aumentar las competencias rompe el principo de igualdad es una falacia", ha explicado.

Urkullu ha ido más allá, al denunciar incluso que "aprobar una moción instando a incumplir la ley es inducir a la prevaricación", y que plantear una iniciativa de ese tipo, que carece de "efectos prácticos", constituye un ejercicio de "provocación". El lehendakari ha subrayado que el traspaso a Euskadi de competencias que tiene reconocidas en su Estatutto de Autonomía de 1979 "beneficia a todas las personas, y no perjudica a nadie, ni aquí, ni en el Estado".

El portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, también ha preguntado al lehendakari acerca del final anticipado de la legislatura española. Martínez ha pedido a Urkullu que se posicione respecto a los compromisos y medidas que, en materia de inversiones o derechos sociales y laborales, se pueden quedar en el aire ante el cierre inminente de la legislatura.

Urkullu ha reconocido que la situación política en el Estado puede "aplazar el cumplimiento" de compromisos como el traspaso de competencias pendientes. No obstante, ha puesto en valor el hecho de que, durante el mandado de Pedro Sánchez, "por primera vez se haya producido, por parte de un Gobierno español, que el Estatuto de Autonomía está incumplido".

Desde el PP, que también ha formulado una pregunta al lehendakari, Alfonso Alonso ha asegurado que el Partido Popular siempre ha defendido "la libertad de los vascongados dentro de una España plural".

Además, ha subrayado que el PP es partidario del autogobierno vasco, y ha invitado a Urkullu a no descartar posibles fórmulas de colaboración con su partido ante un eventual nuevo Gobierno del Partido Popular surgido de las elecciones generales del 28 de abril. "No piense que con el PP en el próximo Gobierno de España están todos los caminos cerrados", ha afirmado.

"Desbarajuste político"

El lehendakari, en respuesta al dirigente popular, ha afirmado que la legislatura que ahora concluye ha sido "breve y accidentada", y que el último trienio ha supuesto un "desbarajuste político", una situación de la que también ha responsabilizado al propio Partido Popular.

"La gobernabilidad en España padece un grave problema de inestabilidad, falta de comunicación e incapacidad para el acuerdo. El bipartidismo ha quedado atrás y no hay capacidad para gestionar un hemiciclo más plural", ha asegurado.

Urkullu ha reprochado a Alonso que haya sido un senador del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, el que ha presentado la moción en el Senado para "instar al Gobierno a incumplir la legalidad vigente y la propia Constitución".

"Decir que cumplir la ley es romper el principio de igualdad es un desatino insólito. La igualdad no es uniformidad, la uniformidad la impuso el franquismo, y generó la mayor de las desigualdades", ha explicado.

Lo último en España