Incidentes en Madrid

Policías de Leganitos repelen a porrazos a decenas de manifestantes al temer que asaltasen la comisaría

Policías de paisano y alguno uniformado de la comisaría de Madrid-Centro, situada en la calle Leganitos, salieron porra en mano de las dependencias policiales ante el riesgo de que un grupo de radicales que había provocado destrozos en la Gran Vía pudiera asaltar el edificio oficial.

Un vecino grabó desde el balcón de su casa la escena. Los antisistema suben por la calle de Leganitos, viniendo desde Plaza de España donde, en la confluencia con la Gran Vía madrileña, se estaban produciendo los disturbios más graves.

Cuando se aproximan a la comisaría de policía situada en la misma calle –en las imágenes aparece en la parte superior derecha– una veintena de agentes de Policía de paisano, de todas las unidades que se encontraban en ese momento en la comisaría, salen a toda velocidad de las dependencias policiales y cargan contra los manifestantes.

Los policías alcanzan al grupo de radicales. Algunos de los antisistema intentaron resistirse a los agentes, que repelieron a porrazos varias agresiones -hubo un herido en el hombro–. El resultado final es que los violentos fueron dispersados y depusieron su actitud ante la superioridad de los agentes.

Cuando los manifestantes se disolvieron, uno de los agentes de policía de paisano al mando, comienza a dar instrucciones al resto de los agentes para que formen una línea. Los disturbios continuaban en Plaza de España –en el vídeo se puede apreciar el ruido de las escopetas lanzando pelotas de goma– y podían esperar una nueva acometida de los radicales. Fuentes policiales aseguran que, dada la gravedad del incidente, se procedió a cortar la calle.

Más de 30 detenidos

La Policía detuvo a 33 personas, dos de ellas menores de edad, relacionadas con los disturbios del centro de Madrid mientras que el Samur-Protección Civil realizó 12 atenciones sanitarias, tres de ellas a agentes de policía, han informado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de la Policía y de Emergencias Madrid.

Los sanitarios no asistieron a ninguna persona de gravedad, aunque trasladaron al hospital a un ciudadano con una herida en la cabeza para sutura y a un policía nacional con una luxación de hombro. Sobre las 2 horas terminó el dispositivo de Samur, situado en la zona de Plaza de España.

Quema de contenedores

Varias unidades de Policía Nacional se han visto obligadas a cargar contra un grupo de varias decenas de manifestantes violentos que han quemado contenedores y levantado barricadas en la Gran Vía de Madrid.

Pasada la medianoche, los antisistema se han desplazado hacia el barrio de Argüelles, arrojando bengalas y piedras contra los coches de Policía y destrozando los escaparates de varias tiendas y entidades financieras.

A lo largo de la noche del sábado, los disturbios violentos se han extendido por varias ciudades como Madrid, Logroño (donde los manifestantes han herido a siete policías y han saqueado una tienda de Lacoste), Málaga y Granada (donde también se ha producido la quema de contenedores), Barcelona y Bilbao (donde hay tres detenidos).

En algunas de estas ciudades, inicialmente se habían convocado protestas pacíficas contra las medidas que el Gobierno ha impuesto para frenar la pandemia de coronavirus. Pero luego grupos radicales se han apropiado de la protesta y se han enfrentado a la Policía.

Lo último en España

Últimas noticias