Formación de Gobierno

Lastra lidera las negociaciones para la investidura de Sánchez y fortalece su liderazgo en el PSOE

El resultado de todas estas reuniones, que se producen discretamente y lejos de los focos mediáticos, serán determinantes también para fortalecer el papel orgánico de la número dos del partido.

PSOE
Pedro Sánchez junto a José Luis Ábalos y Adriana Lastra. @Twitter

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, tiene estos días la principal misión de encontrar los apoyos necesarios para investir de nuevo a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. La número dos del PSOE es la encargada de liderar, junto al secretario de Organización José Luís Ábalos, las conversaciones con el resto de formaciones políticas por encargo de la dirección federal. Ha quedado fuera de estas gestiones la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

El secretario general de los socialistas ha dejado en manos de dos de las personas de su más estricta confianza una gestión imprescindible para evitar la repetición electoral y poder formar su gabinete cuanto antes. Pero no es una tarea sencilla: Lastra y Ábalos tienen que trabajar minuciosamente porque una sola palabra puede sumar dos apoyos pero restar seis. Las dos únicas líneas rojas son EH Bildu y Vox. A los independentistas ya no se les repudia, aunque la prioridad es no tener que depender de ellos.

Precisamente el carácter más dialogante de Lastra y su visión más amplia de la cuestión catalana, reconocida por el portavoz de ERC en el Congreso Gabriel Rufián, han sido un valor añadido para su designación como máxima responsable de las conversaciones. Fue precisamente en su reunión con Rufián donde fuentes del PSOE señalan que consiguió una abstención que allanaría el camino de Sánchez.

Posible ministra

El resultado de todas estas reuniones, que se producen discretamente y lejos de los focos mediáticos, serán determinantes también para fortalecer el papel orgánico de Lastra.

De momento nadie piensa en relevos, ya que a Sánchez le quedan como mínimo cuatro años en el Gobierno. Pero hay quienes ya señalan a su número dos para dirigir el PSOE. Sería la primera vez que una mujer ocuparía el cargo con una carrera que empezó desde la base.

Si el fruto de estas negociaciones es positivo, además, dirigentes de los socialistas aseguran que Pedro Sánchez le abrirá las puertas de algún ministerio. Ella, por eso, está cómoda en la tarea parlamentaria y todo hace prever que se mantenga una legislatura más al frente del Grupo Parlamentario Socialista. Ahí tendrá que afilar también su capacidad negociadora para llegar a acuerdos que faciliten la gobernabilidad.

Lo último en España

Últimas noticias