Josep Bou

Los independentistas llaman a hacer ‘boicot’ a las panaderías de Josep Bou, candidato del PP en Barcelona

Josep Bou
Josep Bou, candidato del PP a la alcaldía de Barcelona.

El presidente del PP de Cataluña, Alejandro Fernández, ha denunciado el 'boicot' promovido por los independentistas a los establecimientos de Josep Bou, candidato de su partido al Ayuntamiento de Barcelona. Además, los independentistas califican como "fascista" al empresario.

Josep Bou es propietario de un negocio familiar de panaderías que en la actualidad cuenta con 12 establecimientos y emplea a 90 personas. Bou, presidente de la entidad Empresarios de Cataluña, se pondrá al frente de una lista que pretende que sea mayoritariamente de independientes y reivindicando una ciudad “catalana y española” que no caiga “al servicio del separatismo”.

Desde que se conoció su designación, los secesionistas han señalado en las redes los negocios de Bou, propietario de un negocio familiar de panaderías que en la actualidad cuenta con 12 establecimientos y emplea a 90 personas.

Bou, presidente de la entidad Empresarios de Cataluña, se pondrá al frente de una lista que pretende que sea mayoritariamente de independientes y reivindicando una ciudad “catalana y española” que no caiga “al servicio del separatismo”.

Bajo el lema “Barcelona será mejor, será de todos”, Bou ha afirmado su intención de presentarse a las elecciones porque, ha dicho, es un “gran conocedor de la ciudad”.

“Voy a entrar con una candidatura totalmente limpia, de independientes. A alguno del PP puede ser que lo cojamos si nos interesa, sobre todo gente que sea municipalista. Pero habrá total y plena libertad, es el pacto entre (el líder del PP) Pablo Casado y yo”, ha asegurado.

Bou es una de las voces más críticas contra el secesionismo y los riesgos económicos para Cataluña.

En una entrevista con OKDIARIO, antes de la celebración del referéndum ilegal, Bou reafirmaba su compromiso con la Carta Magna. “La Constitución deja muy claro que nunca jamás una parte puede mandar sobre el todo, ni votar sobre su destino”, expresó en este periódico.

En la conversación, advertía además de las consecuencias del secesionismo para la fuga de empresas: “El goteo de empresas que se van, que comenzó en 2012, continúa; y esto no se para. Cataluña, año tras año, tiene un saldo negativo de empresas. Esto es completamente anómalo por el tejido empresarial catalán, nunca antes había ocurrido esto. Y está ocurriendo también con la inversión extranjera”, avisaba.

Bou ha alertado además del miedo que durante años acampó entre el empresariado catalán por las represalias por parte del independentismo.

“Las agrupaciones empresariales sólo se pronuncian cuando se agrupan y se sienten fuertes, pero un empresario, sea grande o pequeño, no se atreve a abrir la boca porque sabe perfectamente que el nacionalismo está instalado en las instituciones catalanas, las maneja a su libre albedrío. Un empresario, recuerden, tiene que pedir a la Generalitat permisos para poder comercializar, industrializar, pedir permisos, licencias, controles, inspecciones… Por tanto, les resulta muy complicado hablar en contra de este poder, porque les perjudica”, afirmaba en la entrevista con este periódico.

En otra entrevista con OKDIARIO, el pasado octubre, Bou se mostraba partidario de la intervención en Cataluña:  “No hay otro camino. Pero no intervenir como se hizo hace un año con el artículo 155. Hay que intervenir Cataluña y gobernar, pero gobernar bien. Y que los catalanes vean que esa es la solución. Se pueden poner parches, que es lo que se pretende, pero no es la salida. No hay otra solución”.

Últimas noticias