García-Page impone la censura en sus hospitales: prohíbe grabar “audios y vídeos” a todos los sanitarios

García-Page impone la censura en sus hospitales: prohíbe grabar “audios y vídeos” a todos los sanitarios
Emiliano García Page, presidente de Castilla La Mancha @EFE

El PSOE ha impuesto la censura para esconder el desastre ocasionado por su lamentable gestión del coronavirus. Lo hace con la prensa, y hasta con los propios sanitarios. El último capítulo se ha vivido en Castilla-La Mancha, donde tablones de anuncios y puertas de hospitales públicos han aparecido con carteles como el que se puede ver hoy en OKDIARIO. Carteles que señalan que está “prohibido” expresamente “realizar capturas de imágenes y audio”. El que hoy muestra este diario corresponde al Complejo Hospitalario de Toledo. Viene firmado por “la Dirección” y con el sello del Sescam -el servicio público de salud regional-.

La orden parte directamente del Gobierno socialista de Emiliano García-Page. Y advierte a los sanitarios de que “con el fin de garantizar el derecho a la intimidad de nuestros pacientes y/o usuarios y los derechos de los profesionales se perseguirá por vía penal y/o disciplinaria cualquier hecho que pueda interpretarse como una vulneración de dicha prohibición”.

García-Page impone la censura en sus hospitales: prohíbe grabar “audios y vídeos” a todos los sanitarios

La aclaración de “penal” y “disciplinario” deja claro el sujeto al que amenaza: tanto personas ajenas al desarrollo profesional del hospital, como médicos, enfermeros, celadores, servicio de limpieza y el resto de plantilla del centro hospitalario.

Las amenazas del cartel van a más: “Toda persona que observe la captación de imágenes o audios, especialmente si es profesional del hospital, debe ponerlo en conocimiento inmediato del Servicio de Seguridad”. Es decir, que instaura un deber de delación entre todas las personas que pasen por el hospital, incluidos los pacientes. Los dibujos del cartel censor dejan claro que se refiere a vídeos, cámaras, cualquier grabación desde un móvil o audios.

No se trata del primer acto de censura de este estilo ni mucho menos que han llevado a cabo las comunidades del PSOE. La Comunidad Valenciana que preside Ximo Puig, de la mano de Mónica Oltra, también prohibió al inicio de la pandemia al personal sanitario “difundir” cualquier información que pueda reflejar la realidad de colapso sanitario que se ha vivido y aún se vive, aunque en menor medida. El objetivo era, al igual que en Castilla-La Mancha evitar imágenes que prueben la falta de material básico de protección –como mascarillas o guantes–, y la escasez de respiradores y tests detectores.

OKDIARIO probó también en la Comunidad Valenciana y con dos documentos la orden dada por el Gobierno autonómico del PSOE, Compromís y Podemos. Una orden que fue trasladada al personal sanitario de cada centro hospitalario con el sello de la Generalitat Valenciana y que, con distintas redacciones, exigía a todo el personal que se abstuviera de “difundir informaciones” sobre lo que ocurría en los centro clínicos.

Lo último en España

Últimas noticias