Josep Borrell

Las posturas antiseparatistas le pasan factura a Borrell: pierde el apoyo de Ferraz

Pedro Sánchez Josep Borrell
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro de Exteriores, Josep Borrell. (Foto: EFE)

Josep Borrell se siente sin apoyos en un partido socialista que no se ha mostrado tajante frente al independentismo, en contra de lo que ha hecho siempre el ministro de Asuntos Exteriores que, sin embargo, no se plantea, bajo ningún concepto, la dimisión.

El líder de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, se siente solo y sin apenas apoyos en el PSOE. Así de tajantes se muestran fuentes muy próximas al ministro, que apuntan a sus posturas antiseparatistas tan evidentes como el motivo principal por el que gran parte de Ferraz ha dado la espalda a Borrell que, sin embargo, se siente “con fuerzas” para seguir adelante pese a los ‘enemigos’ con los que cuenta en su propio partido.

“No tiene muchos amigos, ni apoyos en el PSOE”, subrayan quienes conocen al ministro que, pese a todo, siente que “es político”, con lo que está mejor en el Gobierno, donde sí puede cambiar cosas, que fuera del Ejecutivo. Y es que la laxa postura antiseparatista de Moncloa contrasta, y mucho, con la clara postura de Borrell, cuyo último episodio se ha producido, tal y como avanzó este lunes OKDIARIO, en la reunión de ministros de la UE, donde el titular de Exteriores español ha ironizado con las cifras de heridos que dieron los golpistas tras el referéndum ilegal, y ha señalado ante sus homólogos europeos en Bruselas que el grado de desinformación provocado intencionadamente por los separatistas fue de tal calado que “de los famosos 1.000 heridos en el referéndum ilegal en Cataluña, a la hora de la verdad sólo dos ingresaron en los hospitales”.

Borrell, de hecho, fue a más en la reunión y afirmó que “hoy en día es más fácil piratear los cerebros humanos”, especialmente porque “muchas de las imágenes que se propagaron sobre la actitud violenta de los agentes de policía eran fakes”.

Y es que las señales antiseparatistas por parte de Borrell son cada vez más firmes, en contra de las del Ejecutivo, que ha cedido a las presiones de Torra con tal de que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE). De hecho, hace apenas unos días, tras exponer las dificultades que está atravesando el Gobierno británico en la negociación para sacar al país de la UE, Borrell dibujó una comparación con la crisis de Cataluña, entendiendo que, visto el complejo escenario del ‘Brexit’, le llamaba la atención cómo se pudo hacer pensar que Cataluña podía ser independiente “de la noche a la mañana”.

“Ahora se ve lo que significa irse por las bravas de la UE, cuando uno ve la complejidad de separar un país que tiene su propia moneda, sus fronteras e instituciones. Eso es mucho menos de lo que comparte una Comunidad Autónoma con el Estado”, señaló.

Además, la semana pasada, el ministro de Asuntos Exteriores consideró que el viaje a Estados Unidos del presidente de la Generalitat, Quim Torra, había sido “infructuoso para sus ambiciones”, por su “limitado eco” y la “poca receptividad” de las autoridades estadounidenses.

“El limitado eco que ha tenido y la poca receptividad de las autoridades estadounidenses solo reflejan una cosa: que las mentiras suelen tener corto recorrido”, escribió Borrell en su cuenta de Twitter.

Las posturas antiseparatistas le pasan factura a Borrell: pierde el apoyo de Ferraz

 

En su viaje a Estados Unidos, Torra pronunció un discurso en el Instituto Martin Luther King de la Universidad de Stanford, en el que pidió a congresistas demócratas y republicanos una mediación internacional para conseguir el derecho a la autodeterminación.

Borrell respondió a través de Twitter que “el diálogo debe tener lugar dentro de la Constitución y del respeto a la ley” y ha añadido que el profesor Clay Carson (director de ese instituto) dijo en Stanford que “el separatismo habría sido una idea problemática para Martin Luther King”.

Y estos son sólo los últimos ejemplos de la claridad con la que trata el asunto independentista Josep Borrell, que nunca ha ocultado su postura antisecesionista, a sabiendas de los enemigos que le podrían gestar en un Ejecutivo que no ha querido posicionarse claramente para no descontentar a quienes no dejan de desafiar al Estado.

Últimas noticias