La Junta Electoral de Barcelona anula la lista podemita no separatista que competía con el partido de Colau

dni inmigrantes
Ada Colau. (Foto: AFP)
Comentar

La administración electoral de Barcelona ha tumbado algunas de las candidaturas que podrían haber restado voto a la lista de los Comunes: la que encabeza Xavier Domenech dentro del partido de Ada Colau, y que puede ser la lista clave para terminar de devolver el poder a los separatistas de ERC y JxCAT.

Así, la coalición “Unidos y Socialistas+ por la Democracia” ha denunciado que ha sido excluida por tercera vez, tras cumplir, según ellos, los requisitos legales. Les pasó lo mismo en los comicios generales de 2016 y en los autonómicos de 2017. Y ahora, por tercera vez, sus papeletas no estarán a disposición de los ciudadanos en los colegios electorales.

La exclusión ha tenido su origen en la Delegación Provincial del Instituto Nacional de Estadística, a la que corresponde la certificación de los avales que se exigen a los partidos sin representación parlamentaria.

Enric Martínez, responsable de esa candidatura no admitida, señala que su lista podría haber restado potencial a la de Colau. Según sus argumentos, ellos, procedentes de Podemos en una buena parte, matenienen la esencia de ese partido pero sin ser nacionalistas, lo que podría haber restado voto y escaños a Domenech.

La Junta Electoral de Barcelona anula la lista podemita no separatista que competía con el partido de Colau
Enric Martínez

Martínez ha señalado en su queja que parte de los equipos de la Junta de Barcelona han estado históricamente influidos por convicciones nacionalistas, y que ya invalidaron en 2016 un 31% de sus 5.029 avales a la coalición “Unidos por el Futuro”, siendo necesarios 4.131. En 2017, tumbaron un 32% de los 6.050 avales presentados por “Unidos y Socialistas+ por la Democracia”, impidiéndoles de nuevo alcanzar el umbral de 4.157 avales exigido en esa ocasión.

Enric Martínez, representante de la coalición, afirma que estas decisiones no se corresponden con la realidad y que una sentencia ya en su poder demuestra que no se cumplió la ley en la primera anulación de su candidatura en 2016. Y es que en 2016, el personal de la Junta Provincial, pese a ser su obligación, no informó de la posibilidad de subsanar avales mal certificados por el INE. En 2017, con la experiencia de esa sentencia judicial, el responsable de la coalición ha tramitado ya otra comprobación y corrección de la certificación, pidiendo el reconocimiento de 579 avales invalidados por el INE.

Sin embargo, la Junta Electoral Provincial ha ignorado este derecho ejercitado por la coalición y, con ello, “omitió un trámite establecido en la LOREG”, según juzga el magistrado, quien además invocando doctrina constitucional que prescribe “un deber de colaboración de la administración electoral”. Por tanto, por sentencia firme, el juzgado reconoce a “Unidos y Socialistas+ por la Democracia” la aportación de suficientes avales.

Últimas noticias