13 AÑOS DESPUÉS DEL CRIMEN

Los audios que llevan a juicio a ‘El Cuco’ por Marta del Castillo: «Me amenazó el hermano de Carcaño»

La defensa de Javier García dice que las grabaciones “pueden estar manipuladas”

La acusación contra Javier García y su madre se basa en las grabaciones realizadas por Pablo B.

La defensa de El Cuco quiere frenar el nuevo juicio por Marta del Castillo con «una prueba demoledora»

Ver vídeo

El jueves 26 de mayo, Javier García Marín, alias El Cuco, volverá a sentarse en un banquillo de los acusados por los hechos ocurridos el 24 de enero de 2009, el día que su amiga Marta del Castillo murió con 17 años y desapareció para siempre. Pero El Cuco, menor de edad entonces y ahora entrado en la treintena, no será interrogado por cómo murió Marta o sobre dónde están sus restos. El Cuco se sienta en el banquillo junto a su madre, acusados de haber mentido en 2013, durante la celebración del juicio contra el resto de los investigados.

Este juicio llega tras la denuncia de los padres de la joven sevillana, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, quienes aseguran tener pruebas de que madre e hijo prestaron falso testimonio en aquel juicio y pese a que esta sea la excusa lo que se pretende con esta nueva acusación es poder dar respuesta a la peor de las incógnitas imaginables para unos padres: dónde está el cuerpo de su hija. Para ello, Antonio y Eva cuentan con un aliado, Pablo B., conocido como el infiltrado, una persona cercana a El Cuco y a sus padres que valiéndose de aquella confianza grabó horas de confidencias que según la acusación demuestran las mentiras de ambos acusados en sede judicial.

Para entender mejor esto, OKDIARIO muestra en este artículo uno de aquellos audios, grabados en una comisaría por Pablo B. mientras El Cuco declaraba tiempo después del crimen de Marta del Castillo y por un quebrantamiento de movilidad que tenía impuesto por Ley: “Me encuentro todo el percal, a Miguel y al hermano, y alguien más que no vi yo quién era creo que era una mujer (…) A mí me amenazó el hermano de este (Carcaño) de que o le ayudaba o que me quitaba de en medio (…) Yo vi el bollo (el cuerpo de Marta) y yo cogí, me apoyé en el escritorio. Estaba todo mareado. Empecé a sudar (…) Esta gente cogió a la niña, la llevaron para afuera y yo, cuando salí, nada más que estaba Miguel limpiando, no estaba ni la niña (…) Cuando salí me dijo el Miguel de que le ayudase a limpiar, yo me quedé y esto y lo otro, enganché una fregona, fregué dos ‘pasás’ y le dije: “mira Migue, que me voy de aquí”.

Audios contradictorios

Este audio, en concreto, es palmariamente contradictorio con lo dicho por El Cuco en sede judicial y que se sustentaba en la coartada que le daba su madre. Por eso ambos van al banquillo, y no va también quien fuera pareja de su madre en aquella época porque falleció hace años, pero a él también se le grabó.

Sin embargo, estos planes pueden verse frustrados si la intención del abogado de El Cuco, Agustín Martínez, prospera. En su escrito de defensa, al que ha tenido acceso OKDIARIO, asegura que no puede haber falso testimonio, ya que se trataba de un procedimiento que afectaba a El Cuco y como tal tenía derecho a no confesar ni a declararse culpable, un derecho extendido a la madre por parentesco. Sobre los audios y el autor de las grabaciones merece la pena reproducir íntegramente los argumentos del letrado Martínez.

“No se han aportado a las actuaciones las cintas de las grabaciones originales, no se ha levantado acta por el sr. letrado de la administración de justicia de su contenido y veracidad, son unas grabaciones que no sabemos si han sido manipuladas, su cadena de custodia totalmente inexistente y no olvidemos, unas grabaciones que salen a la luz después de muchos años concretamente 8, que los propios agentes de policía pese a requerírselas no las facilita, eso sí, aportándolas personalmente a los medios de comunicación. El Juzgado de Instrucción número 4 que instruye el procedimiento principal no las tuvo ni en cuenta”, asegura el escrito.

Sobre Pablo B., que además de realizar las grabaciones está citado a declarar como testigo, el mismo escrito menciona las conclusiones del comisario de la brigada provincial de la Policía Judicial: “este individuo no acude a la policía, acude a la televisión disfrazado con un pasamontañas en septiembre de 2015, seis años desde que ocurrieron aquellos lamentables hechos. A través de diferentes gestiones policiales se le identifica y se califican sus manifestaciones de “videntes, oportunistas y desequilibrados, llegando esta instrucción a pensar que el citado individuo solo quería protagonismo” (…) en ningún caso Pablo B. participó colaborando en la investigación del asesinato de Marta del Castillo, las grabaciones que se solicitaron en septiembre de 2015 a raíz de su participación en los medios de comunicación a los que si se las facilitó, no las entregó a la Policía Nacional” pese a que la acusación siga manteniendo lo contrario”.

En cuestión de horas sabremos que dice el juzgado sobre las alegaciones de la defensa de El Cuco, sabremos si habrá testificales, el propio Miguel Carcaño, condenado por la muerte de Marta del Castillo, está citado el día 31, y sabremos si los audios serán o no escuchados en sala. Sinceramente de todo lo anterior casi nada importa si no acerca un poco más a los padres de Marta a saber dónde está su hija.

Lo último en España

Últimas noticias