Bolsa

Los inversores sacan casi 3.000 millones de las empresas amenazadas por el Gobierno socialcomunista en una sola sesión

cis
Pedro Sánchez recibe a Pablo Iglesias en La Moncloa.

El Congreso de los Diputados invistió este martes al candidato socialista Pedro Sánchez como nuevo Presidente del Gobierno. La llegada de la coalición socialcomunista al ejecutivo se hizo notar en el parqué español, donde los inversores sacaron casi 3.000 millones de euros de algunos de los sectores más amenazados por el nuevo Gobierno, como es el caso del sector bancario, el energético o las socimis.

El principal índice de la Bolsa española, el Ibex 35, comenzó la jornada del martes en positivo y a medida que la sesión fue avanzando, se dio la vuelta hasta cerrar con un descenso de un 0,22%. Los valores más penalizados fueron las energéticas Endesa y Siemens Gamesa con caídas superiores a un 2%, seguidas de cerca por Iberdrola y Bankinter que se dejaron un 1,95% y un 1,55% respectivamente.

Y es que no es un secreto que una de las medidas que defiende Podemos es la creación de una empresa pública de energía, así como controlar el mercado energético. «Las eléctricas podrían salir penalizadas porque, si vemos los programas electorales de PSOE y Podemos, estarían obligadas a ofrecer gratis el servicio de luz y de gas a las personas y familias que tengan una baja renta o vía de ingresos», ha destacado Ismael de la Cruz, analista de Investing.com. 

Otro de los sectores más perjudicados es el bancario. La amenaza de Sánchez de crear un nuevo impuesto a la banca para recaudar hasta 1.000 millones de euros para reducir el déficit de la Seguridad Social, crea cierto nerviosismo entre las compañías y los inversores. Las firmas más perjudicadas en la sesión del martes fueron Bankinter, con una caída de un 1,55%, seguida por Banco Santander y BBVA, que cedieron un 0,48% y un 0,44% respectivamente.

Socimis

Las dos grandes socimis del Ibex 35 también reaccionaron en negativo ante el nombramiento de Sánchez como Presidente del Gobierno. Colonial cerró con una caída de un 0,87%, mientras que Merlin Properties bajó un 0,55% en la jornada del martes. Y es que el régimen fiscal de las inmobiliarias cotizadas permanece en el punto de mira de la coalición socialcomunista, que amaga con anular el principal incentivo de estas sociedades.

De este modo la investidura de Sánchez como Presidente ha lastrado al parqué español, que perdió el martes la cota psicológica de los 9.600 puntos. Además, las empresas con participación pública como Enagás, Red Eléctrica, Bankia o Aena, cerraron en negativo, a la espera de ver qué camino decide seguir el nuevo ejecutivo.

Otro de los frentes a los que tendrán que permanecer atentos los inversores a partir de este martes será la ‘Tasa Tobin’. Sánchez ha defendido en numerosas ocasiones que aprobará esta tasa a las transacciones financieras, que afectará directamente a las operaciones de compra de acciones españolas. El propio consejero delegado de la operadora de la Bolsa española BME, Javier Hernani, ya ha alertado en numerosas ocasiones de que esta medida «es equivocada y que restaría competitividad a España frente a otros mercados europeos».

Lo último en Economía

Últimas noticias