Empresas

Repsol invirtió 847 millones en autocartera 20 días antes de la salida de Caixabank

Repsol
Antoni Brufau, presidente de Repsol y ex alto cargo de Caixabank
Comentar

El 31 de agosto realizó una compra de 4 millones de acciones por 66 millones de euros

Las compras de autocartera son una práctica habitual ante momentos de tensión

La dirección de Repsol disparó las compras de autocartera en las últimas semanas, poco antes de anunciarse la marcha de Caixabank del capital de la petrolera y la dimisión de dos de sus consejeros. El equipo que dirige Antonio Brufau  compró 947 millones de euros en autocartera desde el pasado 27 de julio con los que aumentó su participación en acciones propias desde el 0,506% hasta el 1,235%. La compra de acciones propias con recursos de una sociedad es una práctica habitual para sostener el precio de la acción en momentos de tensión. Desde el 31 de agosto, además, a tan sólo 20 días de anunciarse la salida de su principal socio, invirtieron 847 millones en comprar acciones propias en sucesivas tandas.

Repsol reporta a la CNMV unos datos de compra de autocartera que dicen que empezó el 27 de julio en tandas de aproximadamente 11 millones de euros, con las que adquiría entre 700.000 y 650.000 acciones a precios entre los 16,35 y los 16,62 euros por título.

El 31 de agosto vino la gran compra: 4 millones de acciones a 16 euros con 53 céntimos que supusieron un desembolso de 66 millones de euros de la petrolera. Quedaban apenas 20 días para el anuncio de que el gran socio Caixabank abandonaba el barco de la petrolera y esta compra de autocartera supuso un salto cuantitativo. Desde entonces, las cantidad de títulos comprados fue aumentando hasta suponer más de 1 millón de acciones en cada adquisición, lo que se repitió en días sucesivos en los que Repsol invirtió un mínimo de 18,5 y un máximo de 22,8 millones de euros.

En Repsol niegan relación de la compra de autocartera con la marcha de Caixabank y también niegan que conocieran su salida, a pesar de que Fainé la había anunciado y de la relación personal y profesional que le une con Brufau

Desde Repsol se ha asegurado a OKDIARIO que la compra es parte del programa de recompra de acciones aprobado en la junta general de accionistas y que no está relacionada con la marcha de Caixabank del accionariado. No obstante, de los 947 millones que se ha invertido en total desde el 27 de julio, nada menos que 847 han sido desde el último día de agosto y lo que va de septiembre. Un momento en el que la dirección de la petrolera podía conocer la marcha de Caixabank, sobre todo si tenemos en cuenta que el presidente de Repsol, Brufau, fue aupado a la energética cuando era director de participaciones industriales de La Caixa, y que le ha unido desde hace años una relación profesional y personal con Isidro Fainé, hoy presidente de la Fundación La Caixa pero auténtico alma mater y principal responsable de todo el grupo empresarial.

Desde la compañía se asegura que se desconocía la marcha de Caixabank de su accionariado hasta que fue anunciada el pasado jueves. Lo cierto es que la incertidumbre se apodera de la empresa al no estar claro quién ocupará el puesto de Caixabank como accionista de referencia. Sacyr, que ya era el accionista mayoritario de la compañía, tiene ante sí ahora la posibilidad de aumentar capital si quiere hacerse con el control de la multinacional petrolera tal y como ha sido el deseo de la constructora desde hace años.

Una autocartera de más del 1%

Repsol es en estos momentos propietario de un 1,235% de sus propias acciones, una cantidad que no estaba tan alta desde enero de 2016. La petrolera aprobó en junta en mayo y plasmó en su estrategia 2020 la intención de recomprar acciones, aseguran que vinculado a evitar el efecto dilutivo del scrip dividend y hacer más atractivo el dividendo de Repsol, una de las acciones que aporta mayor rentabilidad del Ibex.

La petrolera ha ido vendiendo autocartera desde el año 2011, cuando acumulaba un 10% del capital en acciones propias.

Repsol ha ido realizando la compra en paquetes pequeños para no superar en ningún caso el 15% del volumen de contratación diario de una compañía, tal y como exige la CNMV.

 

Últimas noticias