Los sénior vs. la llegada de los robots: ¿Cuál es el futuro del empleo?

robots
La economía ‘de las canas’ vs. La llegada de los robots: ¿Cuál es el futuro del empleo?
Comentar

Los expertos aseguran que la transición a la era digital debe ir acompañada de formación y aprendizaje

Pese al vértigo que da su llegada, el ‘desembarco’ de los robots se producirá en un futuro no muy lejano. Sin embargo, lejos de ser nuestros enemigos, parece que pueden ser nuestros aliados: los robots cambiarán el entorno laboral, pero no nos quitarán el empleo. Se encargarán de tareas más repetitivas y abrirán nuevos horizontes a las personas, que comenzarán a  desarrollar otras actividades más creativas y que aporten más valor personal.

Es la principal conclusión a la que han llegado en el debate Ageingnomics: Oportunidades en la economía del envejecimiento, organizado por Mapfre y Deusto Business School. La transición al mundo digital debe ir acompañada de formación y de aprendizaje, según los ponentes de esta mesa redonda, para que los trabajadores se adapten a esta nueva realidad y convivan ambos mundos.

Las empresas ya han empezado a dar pasos en esta línea. “Las personas son la clave de la transformación. El éxito de esta transformación no va a estar en la tecnología, sino en las personas que formen parte de ella. No se puede dividir entre lo digital y lo no digital: todas las personas deben contar en la transformación dentro de una empresa“, asegura Elena Sanz, directora general de Recursos Humanos (RRHH) de MAPFRE.

La compañía ha puesto en marcha una iniciativa a nivel global, bautizada como Reto Digital, para transformar todo de forma conjunta: tanto los espacios, que son más abiertos y colaborativos; como las infraestructuras y la movilidad y la metodología “Los procesos se van transformando. Las tareas más repetitivas se dejarán de hacer y estamos invirtiendo mucho para que las personas aprendan otras funciones porque sus puestos van a dejar de existir”, indica Sanz.

La transformación de los trabajos

“Nuestro foco es optimista: existirá el hombre y la máquina. Es cierto que impactará de forma diferente en las industrias y algunos puestos desaparecerán. Lo que está claro es que el 100% de los trabajos se va a transformar y desde las empresas hay que prever esa realidad. Los trabajos están evolucionado y hay que invertir en las capacidades de los empleados con los que trabajamos”, ha explicado Pilar Pons, directora general de RRHH de IBM.

La transformación cultural de los profesionales otro de los pilares en los que han hecho hincapié. Sin embargo, todo es accesorio si perdemos los valores, dice Antonio Ortega, consejero ejecutivo y director general de Personas, Medios y Tecnología de Bankia. “Hay que desaprender muchas cosas o cuestionar aquello que en otros momentos nos ha llevado al éxito, hay esencias que se deben mantener: el respeto a las personas, el foco en el cliente, la integridad y el compromiso”.

El presidente de Sagardoy Abogados, Iñigo Sagardoy, señaló que las nuevas formas de trabajo requieren flexibilidad y adaptación al cambio. “Las empresas buscan salidas y caminos para adaptarse a esa nueva realidad, lo que es importantísimo y necesario”, indicó, al tiempo que subrayó el reto al que se enfrentan tanto los poderes públicos, las organizaciones y los trabajadores para abordar este nuevo contexto.

Por último, también Luis Garvía, profesor de ICADE/ICAI, insistió en esa misma necesidad de adaptación, “porque, pese a que se está viviendo un cambio espectacular, que no se estudia ni en los colegios ni en las universidades, seguimos arrastrando ineficiencias del pasado”. “Tendremos que pasar por la universidad varias veces, ¿acaso te sirve lo que estudiaste hace 20 años para desenvolverte hoy?”, inquirió.

Lo cierto es que, aunque los robots tengan mucho que enseñarnos, nosotros también tendremos que enseñarles a ellos. Si hace diez años le dijesen a un filólogo hispánico que, en vez de dar clase en un aula magna, iba a enseñar a los robots a hablar nuestro idioma, seguramente no se lo creería.

Últimas noticias