El ministro de Energía ha advertido de que se perderán puestos de trabajo si no se hace bien la transición energética y se cierran centrales térmicas que son rentables

Los sindicatos apoyan a Nadal para evitar el cierre de las centrales térmicas de carbón

Cientos de trabajadores de las centrales térmicas de carbón de Velilla (Palencia), Compostilla (León), Lada (Asturias), Andorra y Anllares (León) se han concentrado esta mañana frente al Ministerio de Energía para mostrar su apoyo al titular de esta cartera, Álvaro Nadal, y evitar el cierre de las centrales tal y como proponen las empresas eléctricas.

El sindicato UGT, que ha convocado en solitario esta concentración, se ha reunido con Nadal para hacerle llegar un manifiesto que contempla una serie de reivindicaciones. La principal: impedir el cierre de las centrales térmicas de carbón. “Nuestra valoración es muy positiva porque el ministro comparte la estrategia de que todas las centrales térmicas, las quince que hay en nuestro país, son necesarias y deben permanecer abiertas para garantizar el suministro energético de España”, explica a OKDIARIO José Mejías, secretario de comunicación de UGT.

Así lo ha confirmado el ministro de Energía cuando ha advertido de que que se perderán puestos de trabajo en la industria si no se hace bien la transición energética y se cierran centrales térmicas que son rentables, pues eso disparará los costes energéticos. Nadal ha apuntado que cualquier central rentable que sea necesaria para el sistema se debe mantener y “si una central no pierde dinero, debe seguir funcionando”, ha afirmado.

“Creemos que, si se lleva a cabo, condenaría a pueblos enteros a la despoblación y la pobreza. En ningún caso lo vamos a aceptar”, ha indicado el secretario general de la Federación de Industria de UGT, Pedro Hojas.

Reuniones con los partidos políticos y movilizaciones

El Gobierno tiene la llave, dicen. Pero, hasta que la situación se resuelva, los trabajadores van a continuar con un calendario de movilizaciones y van a reunirse con las principales fuerzas políticas -PSOE, Ciudadanos y Podemos- y los presidentes autonómicos de Castilla y León y Asturias para que se pronuncien en contra del cierre de las mismas.

“Queremos que el resto de partidos políticos entiendan que los trabajadores y las zonas de las comarcas mineras, donde viven cientos de familias, dependen de estas centrales“.

El sindicato UGT defiende que la “amenaza” de las compañías eléctricas no será efectiva si el Ministerio no da el visto bueno a su propuesta. “El carbón es una materia prima autóctona que genera energía y es necesario que, en un país como este donde dependemos tanto del exterior para generar energía, apostemos por nuestras fuentes de energía“, apunta Hojas.

Iberdrola solicitó al Ministerio el cierre de dos plantas

Iberdrola solicitó al Ministerio de Energía el cierre de las plantas térmicas de Lada (Asturias) y Velilla (Palencia), decisión con la que completará el proceso de cierre de todas sus centrales de carbón en el mundo. Estas dos plantas suman una potencia conjunta de 874 megavatios (MW).

La compañía asegura que su petición no afectará al empleo. En concreto, la empresa señaló que recolocará al 100% de la plantilla -90 empleados en Lada y 80 en Velilla– tanto en las labores de desmantelamiento de ambas plantas, que se extenderán durante cuatro años desde la fecha de aprobación de cierre por parte del Ministerio de Energía y supondrán una inversión cercana a los 35 millones de euros, como en otras instalaciones de la empresa. Las zonas ocupadas por Lada y Velilla serán objeto de una restauración paisajística.

Comentar

Últimas noticias