Medio ambiente

Eléctricas, petroleras y constructoras asaltan el negocio de la movilidad sostenible

Eléctricas, petroleras y constructoras asaltan el negocio de la movilidad sostenible
Vehículos eléctricos de Wible en Madrid, propiedad de Repsol

La amenaza de restricciones al diésel obliga a buscar otras opciones

Repsol, Acciona, Ferrovial.. todas las grandes quieren tajada del prometedor negocio

La revolución tecnológica ha supuesto un cambio de paradigma en casi todos los sectores, creando un ‘gap’ entre nuevas y viejas empresas que hoy reflejan mejor que nada los índices bursátiles a uno y otro lado del Atlántico. De todos los negocios que están cambiando con la tecnología, posiblemente la energía y la movilidad sean uno de los más reticentes al cambio. Hasta ahora, donde la entrada de eléctricas y petroleras en varios proyectos de movilidad sostenible puede dar el impulso definitivo al sector.

Daimler tomó la delantera en la movilidad en Madrid con Car2Go, un proyecto promovido por el ayuntamiento popular de Ana Botella pero en el que cortó la cinta Manuela Carmena. Ante el éxito incontestable del modelo, presente en las principales ciudades europeas, al poco tiempo el grupo PSA junto con otro accionista lanzó E-Mov, el mismo concepto de vehículo eléctrico para compartir pero con capacidad para 4 personas en lugar de 2. Dos grandes constructoras de automóviles entraban en el negocio de la movilidad eléctrica, la alemana con un proyecto ya presente en 23 ciudades de 6 países y la francesa con una idea más en mantillas.

Mientras tanto, varios grupos inversores alemanes han lanzado e-Cooltra en Madrid, Barcelona y varias ciudades extranjeras. Se tratan de motos eléctricas para compartir.

Entran Repsol y Acciona

En los últimos meses se observa cómo compañías del sector energético en el Ibex apuestan por tomar el negocio de la movilidad eléctrica antes de que sean otros quienes lo hagan. Ahí podemos ver los últimos lanzamientos que o bien ya están surcando las calles de Madrid (la capital parece ser el lugar preferido para una primera experiencia dada su alta demanda de movilidad y sus millones de desplazamientos diarios) o bien se preparan para entrar en ella en las próximas semanas.

Acciona Mobility es la marca con la que la compañía de José Manuel Entrecanales entrará en las próximas semanas en la capital, tal y como informó recientemente Expansión. A diferencia de otras apuestas de otras compañías, Acciona, que se inició gestionando proyectos de construcción y servicios sí que presentará su propia marca así que los usuarios de motos eléctricas de Madrid verán representado su nombre

Por su parte, antes de verano se puso en marcha también en la capital Wible, nueva opción para movilidad urbana surgida de una joint venture al 50% entre KIA y Repsol. La petrolera presidida por Antonio Brufau ha asegurado en alguna ocasión que el futuro del coche eléctrico está aún lejano por los numerosos impedimentos técnicos y legales que tiene. Por ello Repsol y los coreanos no han apostado por un vehículo 100% eléctrico, sino por un híbrido, que funciona con el motor eléctrico hasta que se acaba su autonomía, momento en el cual empieza el motor de gasolina. El objetivo de la joint venture es que en 2020 todos sus vehículos sean ya completamente eléctricos.

La apuesta de Ferrovial

En diciembre del pasado año, antes de la irrupción de las dos protagonistas del Ibex, Repsol y Acciona, en la movilidad de Madrid, otra histórica grande alejada aparentemente de la movilidad sostenible, lanzó junto con Renault el proyecto de Zity, un proyecto con Renault ZOE que busca un posicionamento verde -como su logotipo- y que compite exactamente en el mismo espacio que E-Mov y Wible, al tener también 5 plazas. Car2Go, con sus ya icónicos Smart, queda como única opción en dos plazas.

Lo último en Economía