Wall Street

¿Dónde invertir en 2019? Tecnológicas y energéticas de Wall Street

Apple, Dow Jones
Wall Street y sus grandes compañías.

El año 2018 ha sido menos malo para los inversores en Estados Unidos que para los que apuestan por la Bolsa del Viejo Continente. En Wall Street, sus principales índices perdieron cerca de un 10%, mientras que en Europa los descensos han sido más pronunciados. Pero, ¿qué esperan los expertos para 2019? ¿En qué lado del Atlántico es más conveniente invertir?

El S&P500 se dejó un 10% en 2018, misma pérdida que el Dow Jones y algo peor que el tecnológico Nasdaq 100 (-6%). Por su parte, el Eurostoxx, compuesto por los cincuenta valores más importante del Viejo Continente, retrocedió un 17%. Mismos números rojos que los obtenidos en el año por el Ibex 35, y muy similares a los del Dax alemán (-20%). La mayoría de expertos consultados por este periódico creen que el 2019 será, de nuevo, más favorable a los intereses de los inversores de Wall Street. 

Felipe López-Gálvez, de SelfBank, da algunas de las razones por las que cree que, de cara a 2019, es mejor invertir en Wall Street, que en la Bolsa europea. "Wall Street está en tendencia alcista", explica el experto, que pone de relieve el "peso de sus empresas en la renta variable global", su "liderazgo tecnológico en i+D", el hecho de que sus acciones estén "denominadas en dólares", la demografía "favorable", la independencia energética y la política fiscal.

Miguel Méndez, director de Big Deal Capital, explica que, a pesar de la situación de desaceleración, "seguimos apostando tras los recortes por un mejor comportamiento de la renta variable americana". "Pensamos que sectores como salud, tecnología y utilities pueden hacerlo bien en 2019. Geográficamente, Estados Unidos sigue siendo nuestra apuesta y pensamos que su comportamiento será mejor que Europa y Asia", continúa Méndez, que, dentro de los emergentes, apuesta por India, Rusia y Turquía, ya que "podrían tener un buen 2019 siguiendo el buen comportamiento de Brasil o Argentina en 2018".

"Pase lo que pase el año antes, la probabilidad de que los mercados suban durante un nuevo año es del 66%, no hace falta ser adivino para esto, nos lo dice la estadística: siempre que el mercado ha subido cualquier cantidad el año antes, el 67% de los años siguientes el mercado ha subido", recuerdan en IG, desde donde explican que "siempre que el mercado ha subido el año antes al menos un 20%, el año siguiente sube de media un 66%. Si tomamos como referencia desde 1986, el mercado ha subido de media en el 66% de las ocasiones el año siguiente".

"Cada vez que el mercado ha caído un año, de media el mercado ha subido en un 65% de las ocasiones el año siguiente. De esta forma, si atendiésemos únicamente a la estadística, podríamos decir que la probabilidad de que el año que viene suba la bolsa es del 66%. Obviamente con esto, estaríamos simplificando mucho la ecuación. Como el objetivo no es otro que tratar de encontrar algo de luz donde puede haber oscuridad, vamos a analizar la situación actual en la que nos estamos y que podríamos encontrarnos en el futuro", continúan desde IG.

Miguel Momobela, analista de XTB, explica que, "a nivel global todas las Bolsas se están recuperando del mal final de 2018 que han vivido. Para buscar grandes oportunidades no hace falta irse a Wall Street, en Europa también hay sectores que están funcionando muy bien como el tecnológico, o el sector eléctrico con empresas como Naturgy. Europa presenta además, buenas oportunidades para un perfil de inversor conservador especialmente al eliminar el riesgo por el cambio de divisa y a pesar de los retos a nivel global como la guerra comercial que afecta a todos los mercados".

Últimas noticias