IPC

La cesta del IPC mantiene productos como el tocadiscos o el walkman pese a actualizarse en 2016

La cesta del IPC mantiene productos como el tocadiscos o el walkman pese a actualizarse en 2016
El tocadiscos se mantiene en la cesta de la compra del IPC.

Para calcular la evolución de los precios en España, el IPC, todavía se mantienen en la cesta de productos bienes tan en desuso como el tocadiscos o el walkman. La última vez que se revisó esta cesta fue en 2016.

En 2016, el Instituto Nacional de Estadística (INE) introdujo los últimos cambios en la ‘cesta de la compra’ que se utiliza para calcular el IPC, sin embargo, llama la atención que, pese a que retiraron productos como el brandy, la videocámara o el DVD grabable, se mantuvieron otros como el walkman, el tocadiscos o el reproductor de cintas de vídeo.

Si bien es cierto que a con la base 2016, también se introdujeron productos muy usados a día de hoy como las cápsulas monodosis de café o los servicios en línea de vídeo y música –Netflix o Spotify-, o los juegos de azar servirán para calcular el IPC. Como consecuencia de los ajustes que se produjeron en 2016, la cesta de la compra del IPC base 2016 pasa a tener 479 artículos, frente a los 489 de la base anterior.

Además, en la anterior actualización, que se produjo en 2011, también entraron tablets, notebooks y los discos duros portátiles y salieron las películas VHS y los CD grabables.

12 grupos

La cesta se divide en 12 grupos, alimentos y bebidas no alcohólicas, bebidas alcohólicas y tabaco, vestido y calzado, vivienda, menaje, medicina, transporte, comunicaciones, ocio y cultura, enseñanza, hoteles, cafés y restaurantes y otros bienes y servicios. En total, 489 productos y servicios. Pero merece la pena profundizar en algunos grupos como el de ocio y cultura, donde encontramos productos tan llamativos como el radiocasete, el walkman, el tocadiscos, el grabador de casetes, la máquina de escribir o los disquetes. Productos que la mayoría de los mortales llevan años sin ver fuera de los museos, y que los fabricantes apenas producen.

El problema: que no se puede tener una estimación de precios real si en la cesta de la compra del IPC hay productos tan obsoletos y desfasados como los anteriormente citados. Algo que, según todos los expertos consultados por OKDIARIO, se tendría que revisar más pronto que tarde ya que, ni siquiera en 2016 (cuando se hizo la última revisión), la sociedad española hacía uso de estos productos.

 

Temas

Últimas noticias