Leopoldo López

Juan Carlos Gutierrez: “Las empresas españolas compran pisos para cubrirse de la hiperinflación en Venezuela”

Entrevista a Juan Carlos Gutiérrez, abogado de Leopoldo López. (Vídeo: Víctor Jiménez)

La oposición venezolana busca acabar la crisis del país sin derramamiento de sangre, y con unas elecciones libres y limpias. Juan Carlos Gutiérrez (Guanare, 1968), es abogado del preso político Leopoldo López, que lleva cinco años en la cárcel (o en prisión domiciliaria) por expresar sus ideas libremente.

OKDIARIO le ha entrevistado, y con él hemos hablado tanto de la situación que atraviesa su país, como de los esfuerzos de Nicolás Maduro por proteger todos sus activos económicos, especialmente en aquellos países que no le reconocen como presidente.

Pregunta: ¿Cómo está viviendo Leopoldo López el cambio en Venezuela?

Respuesta: Son cinco años de injusta prisión. Leopoldo López está preso por expresar sus vivencias y sus pensamientos. En el año 2014, Leopoldo López dijo en la puerta de la Fiscalía que Nicolás Maduro representaba un Gobierno corrupto, antidemocrático, opresor y con presuntos vínculos con el narcotráfico. Y esas expresiones, que forman parte del derecho de expresión, del derecho a la crítica, y aún más cuando viene de un líder de la oposición venezolana, le han costado, no sólo cinco años de prisión, sino un proceso sin garantías legales, un proceso a espaldas de la estructura jurídica y constitucional en Venezuela, y todo lleva a una detención con características de tortura, tratos cueles, inhumanos y degradantes.

Sin embargo, Leopoldo, por su convicción, por su fortaleza y por su estilo, ha logrado fortalecerse dentro de esta adversidad. Y no sólo hablamos del daño que le hayan ocasionado a él, sino también del daño ocasionado a su familia, con sus padres en el exilio, su esposa con un proceso judicial abierto, amenazan hasta a sus hijos…

P: ¿Se presentará Leopoldo López a unas elecciones?

R: Esa es una decisión que él debe tomar. En conversaciones en la cárcel lo hemos tratado en muchas ocasiones, y Leopoldo dice que no tiene ninguna prisa. Él quiere realizarse sin la necesidad de ser el Presidente de Venezuela, y el trabajo que ha venido haciendo y que va a seguir haciendo es hacer un trabajo para Venezuela.

“Leopoldo no tiene prisa por ser el Presidente de Venezuela”

Esa lucha para todos los derechos de todas las personas, es la construcción de la mejor Venezuela. Es una plataforma que puede hacerse realidad sin necesidad de que Leopoldo López sea el presidente del país, en todo caso, lo que debe producirse en Venezuela es el retorno de la democracia, que estamos en los pasos para llegar a ello. Y una vez tengamos el retorno de la democracia, cuando se produzcan elecciones libres, confiables, transparentes, universales, que se cumplan las normas jurídicas, tendremos lo que queremos. Eso es lo que se quiere, que los venezolanos decidan.

P: ¿Qué piensan cuando partidos como Podemos se alinean con el madurismo?

R: En Venezuela, la situación que está ocurriendo no es un tema de izquierdas ni de derechas. Son ideas que deben existir en los países democráticos, ideas que posiblemente no me gusten, pero ideas que, aunque no nos gusten, tenemos que defender e impulsar dentro del proyecto de país que queremos nosotros.

“Si hay un partido político que reniega de la realidad de Venezuela, ese es un partido político que pierde credibilidad ante sus electores”

Ahora bien, existen crímenes a la humanidad, existen violaciones sistemáticas de los derechos humanos. Y esto no puede ser reconocido o apoyado por ningún país, y mucho menos por una organización política que trate de encubrir y alterar la verdad de lo que pase en Venezuela para preservar un proceso ideológico. Ninguna ideología política que se precie de ser democrática, o de formar parte de una estructura constitucional, puede abalar o reconocer los crímenes de lesa humanidad que ha cometido el madurismo en Venezuela. Si hay un partido político que reniega de la realidad de Venezuela, ese es un partido político que pierde credibilidad ante sus electores.

P: ¿Está maduro tratando de preservar activos en Venezuela?

R: Yo no diría preservar. Diría que está actuando al margen de la Ley, eso forma parte de un comportamiento criminal. Él, al culminar su mandato presidencial, ha perdido toda legitimidad para disponer de los activos de la República, y en especial en aquellos países que no le reconocen como presidente. Constantemente recibimos informaciones de que se está extrayendo oro venezolano hacia otros países. Además, hay informaciones muy precisas de intentos de movilización de activos de la República de Venezuela hacia jurisdicciones donde reconocen a Nicolás Maduro de forma ilegal como presidente. Bien, esos son actos de distracción, de malversación de fondos del país, son movimientos criminales que la comunidad internacional tiene que evitar con los mecanismo que disponga.

“Constantemente recibimos informaciones de que Maduro está extrayendo oro venezolano hacia otros países”

Incluso, cuando esas operaciones se realizan a través de los bancos, y los bancos internacionales lo permiten, el banco es cómplice de una operación de lavado de activos. Entonces, eso es parte de lo que la Asamblea Nacional y el presidente Juan Guaidó han realizado. Han creado un acuerdo parlamentario de una norma legislativa para preservar los activos venezolanos en el extranjero.

 

Los Estados Unidos se han garantizado activos por 7.000 millones de dólares, en Inglaterra también se han preservado activos, especialmente en colocaciones de oro… En Venezuela se están muriendo de hambre. La gente no tiene alimentos, la gente se muere por enfermedades porque no tiene para medicinas. Y este dinero puede servir para restituir la salud y los alimentos de los venezolanos. Se está impulsando todo el proceso de ayuda humanitaria.

P: Las empresas extranjeras, como las españolas, ¿compran inmuebles para cubrirse de la inflación?

R: Sí. Es así. En Venezuela existe un control de cambios, y esa medida de control de cambios, esta restringido por el gobierno nacional. Pero lo más grave es el mecanismo de restricción de la libre convertibilidad de la moneda, que afecta a los derechos fundamentales, fue una medida de carácter político, no económico. Reconocido así por el gobierno. Es restringir los derechos fundamentales con una finalidad de asegurar y fortalecer el poder hegemónico de un gobierno dictatorial y tiránico, hoy en ejercicio usurpador de poder. Estas restricciones constituyen violaciones de derechos humanos, y el empresario busca alternativas lícitas dentro del mercado para tratar de preservar su patrimonio. Y una de ellas es acudir al mercado inmobiliario para no tener que incurrir en ilícitos cambiarios.

“En Venezuela, con un dólar podías tener cien millones de dólares en cuatro operaciones financieras”

En Venezuela, durante el chavismo y el madurismo, ha existido la política de la expansión de la criminalidad como una acción del Estado. Se hace una restricción de la libre convertibilidad de la moneda pero paralelamente se impulsa un mercado negro paralelo. Un mercado negro de divisas con una diferencia muy grande, con unos negocios gigantescos, que permitió que mucha gente vinculada al Gobierno de Venezuela, algunos militares, hicieran fortunas gigantescas. Con un dólar podías tener cien millones de dólares en cuatro operaciones financieras de recibir dólares preferenciales que se dejaban a los miembros del gobierno para luego presentarlas al mercado paralelo. No había que ser un gran economista para sacar la cuenta. No es difícil.

P: ¿Habrá derramamiento de sangre?

R: No queremos derramamiento de sangre. Lo que tengamos que hacer para evitarlo lo vamos a hacer. Lo que sea. Pero ya ha habido derramamiento de sangre. Estamos hablando de unos 1.500 asesinados por Cuerpos de Seguridad y efectivos militares en actos sistemáticos que nosotros calificamos de extrajudiciales o de asesinatos que son crímenes de lesa humanidad. Hay procesos que estamos impulsando. No puede haber más muertos, no queremos más muertos. Lo que queremos es democracia. Pero Venezuela tiene que cambiar. Entendemos que hay países que tienen todas las opciones sobre la mesa, y la intervención militar es una opción.

Bueno, nosotros apostamos por las opciones que permitan una solución pacífica y diplomática a la crisis. No queremos los extremos. Pero si ocurre un derramamiento de sangre en Venezuela es única y exclusivamente responsabilidad de Nicolás Maduro. Nosotros no tenemos armas. Ellos sí.

Últimas noticias