El lobby independentista FemCat elimina de su web todo rastro de los empresarios secesionistas

Cataluña
Estaladas en Cataluña en el día de la Diada (Foto. Getty)
Comentar

La fundación independentista FemCat ha eliminado el listado de sus miembros por completo. No hay ni rastro en la página web de quién forma parte de la misma fundación, así como tampoco existe la URL. La ocultación de sus miembros por parte de la organización deja en el aire algunas cuestiones. 

Entre sus filas se encontraba el decano presidente del Colegio de Notarios de Cataluña, Joan Carles Ollé, además de otros empresarios a título representativo de las compañías de las que forman parte.

Su posición, ahora oculta, choca directamente con la postura oficial del organismo. El pronunciamiento del Colegio de Notarios de Cataluña llegó con retraso en comparación a otros -como el de abogados- y muchos de los que formaban parte del mismo se mostraban indignados. Rompieron el silencio al son de las palabras del Consejo General del Notariado y ambos organismos se sumaron a la defensa de la Constitución y del Estado de Derecho existente en España.

La posición quedaba clara un mes más tarde de la celebración del referéndum del 1-O. La que no termina de esclarecerse es la del decano presidente de la institución, Joan Carles Ollé. El decano del Colegio de Notarios de Cataluña forma parte de los miembros de FemCat, la fundación de empresarios pro independentista cuyo lema es “hacer de Cataluña uno de los mejores países del mundo” y que reclama “para nuestro país un marco de competencias más amplio con una mayor capacidad normativa, de la cual no se dispone en estos momentos. La actual organización política del Estado y el marco jurídico estatutario no han permitido resolver dichas cuestiones”.

Esto no es una novedad. Lo contábamos en OKDIARIO hace un par de meses. Lo que sí es nuevo es que FemCat haya eliminado todo rastro de sus miembros, incluido el de Ollé.

Los notarios abandonan Cataluña

La deriva independentista ha provocado un efecto dominó. Las grandes compañías, a la par que las pymes, comenzaron la huida masiva de Cataluña. A las empresas le siguieron los funcionarios, los autónomos y los últimos colectivos en sumarse a la lista del exilio son los registradores, abogados y notarios.

Algunos notarios afincados en Cataluña han confirmado a este periódico que las consultas se han multiplicado “por 100.000” y solo están enfocadas en una cuestión específica: “las consultas están relacionadas con el cambio de sede. Si antes se hacían una o dos consultas sobre este tema, ahora es una problemática real y generalizada”, afirman. No solo han aumentado las consultas, sino que también aseguran que hay “muchos que ya han elaborado la escritura para cambiar la sede social, tienen el papeleo hecho, pero no lo han elevado aún al registro”.

La ralentización de la actividad ha provocado que algunos notarios catalanes abandonen la región y desarrollen su actividad profesional en otro lugar. Su destino prioritario está en Madrid.

Últimas noticias