Derrotó a Djere (2-6, 7-6, 7-5)

Albert Ramos resurge ante Djere y suma el primer punto para España

Albert Ramos sumó el primer punto para España en la Copa Davis ante Serbia, tras derrotar a Laslo Djere en tres sets

Alcaraz ya se entrena en Valencia pero no juega ante Serbia

¿Quién forma el equipo de España para la Copa Davis en Valencia?

albert ramos
Albert Ramos celebra la victoria. (EFE)

Albert Ramos suma el primer punto para España en una apertura inmejorable para la serie ante Serbia. El veterano tenista catalán tuvo que tirar de épica para derrotar a Laslo Djere (2-6, 7-6, 7-5) en una auténtica maratón sobre el tapete de la Fonteta de San Luis. Llevado en volandas por el público tras un inicio muy negativo, Ramos hizo buena su condición de local y llevó hasta el límite a Djere, que acabó rendido tras casi tres horas de encuentro. Roberto Bautista será el encargado de intentar cerrar la serie en un duelo ante Miomir Kecmanovic.

El primer choque de la serie tuvo de todo y el resultado no pudo ser mejor para la parroquia local, que se volcó con un Ramos muy negativo al inicio, pero que fue resurgiendo, alentado por la grada y por el resto del equipo español, para acabar presumiendo de físico y determinación con una victoria que va directa al grupo de las mejores de su larga carrera como tenista profesional. Honores para Djere, que luchó hasta el final y bien pudo habérselo llevado, pero la experiencia de Albert acabó pesando más.

España debutaba en la Copa Davis bajo un ambiente extraordinario y Albert Ramos sería el primero en poner a prueba a los miles de espectadores que apuntaban a convertir la Fonteta en un hervidero a favor de los intereses locales. El catalán, especialista en tierra batida, se medía al serbio Laslo Djere, también polivalente y muy peligroso como número dos serbio.

Ramos no entró caliente en el partido y eso, en escenarios de peso, se paga. Djere, mucho más entonado, le rompía el servicio a las primeras de cambio y mostraba superioridad en la pista, tanto en términos de determinación como en cuanto a solidez. Estaba jugando de manual el segundo tenista serbio, que volvía a quebrar a Albert para acabar cerrando la manga inaugural de forma inapelable, con un 6-2.

Reacción de campeón

Mal momento para Ramos y jarro de agua fría para el público español, que por instantes se quedó frío debido a las sensaciones, muy negativas, de su jugador. Albert, sin embargo y aprovechando un mal juego de Djere, comenzaría rompiendo el segundo set. Había esperanza y en ese camino celebraba el catalán, que sin embargo volvía a ver como la igualada regresaba al luminoso del segundo después de un nuevo alarde de superioridad del tenista de Serbia.

Era de nuevo un mazazo pero en este caso sobre un prisma distinto. Albert había cambiado su juego con más alturas y variedad, mientras que Djere se mostraba algo más irregular, encadenando grandes golpes con errores no forzados. Llegaban los momentos calientes y Laslo intentó golpear primero, pero Ramos le negó un nuevo break que hubiera sido prácticamente el punto y final del partido. A continuación, el español se colocó con 0-30 favorable, pero el resurgir del público fue silenciado por un gran Djere, determinante para hacer regresar el empate.

Albert entonces sacó su mejor tenis, con una derecha que, en momentos de inspiración, es de las mejores del circuito, y pasó a dominar a un Djere que aguantaría hasta el tie-break. Una vez ahí y después del carrusel de minibreaks, Ramos hacía buena su condición de local y levantaba al público con el segundo set en el bolsillo.

Ramos vuelve a remontar y gana

El tercero comenzaría de forma muy negativa para el interés de los españoles, ya que Djere se colocaba 3-0 haciendo gala, de nuevo, de su mejor tenis sobre el tapete valenciano. Le funcionaban la derecha y el revés, pero lo todo lo positivo podía cambiar de bando. Un gran juego al saque fue el despertar de Ramos, favorecido además por un pinchazo en la parte posterior del muslo de Laslo Djere, que requería de atención médica inmediata en medio de la discusión de las partes y los –leves– silbidos del público.

Djere se mantuvo en pista casi en plenas condiciones, pero su merma fue suficiente para que Albert quebrara y pusiera un 3-3 que ya obligaba a un final épico para ambos contendientes, independientemente del ganador. Ambos subieron la apuesta y colocaron dos juegos más en sus respectivos tanteos, y fue entonces cuando el serbio, que había sido un poco, muy poco, mejor que Ramos en el tanteo global, se encontró con un muro que le tumbaba con un doble golpe en forma de break y finiquito para cerrar el primer punto de la eliminatoria para España.

Lo último en Deportes

Últimas noticias