Hielo

Se revela la horrible razón por la que no debes masticar hielo

masticar hielos
Descubre el motivo por el que no debes masticar hielos

Masticar hielo es malo para la salud bucal. Puede que alguien te lo haya dicho en alguna ocasión o tal vez lo hayas probado y la sensación de masticar un cubito no te haya gustado, pero para muchos, hacer esto al final de un refresco es algo que incluso les gusta, cuando en realidad deberían evitarlo a toda costa. De hecho, masticar hielo puede dañar los dientes y provocar grietas en el esmalte que pueden provocar sensibilidad dental. Y como prueba, el vídeo de un médico que ya se ha hecho viral en el que se muestra como nos puede llegar a afectar a la boca masticar hielo. 

La razón para no masticar hielo

El vídeo del doctor mencionado, se publicó en su cuenta de la red social TikTok. De este modo, los seguidores de @ the.teeth.doc pudieron ser testigos de los terribles efectos que puede tener masticar hielo de forma habitual.

En el vídeo que acumula más de 24 millones de visualizaciones se puede ver la imagen de unos dientes completamente picados, de color negro y que además parecen estar partidos por la mitad. No es una manipulación del médico. Es el caso de un paciente que trató tras acudir a su consulta por tener los dientes realmente mal, aunque no sabemos durante cuánto tiempo ha estado masticando hielo.

masticar hielo
Imagen subida por @ the.teeth.doc

¿Cómo dejar de comer hielo?

Tras ver la imagen de los dientes de este paciente seguro que te habrá impactado y no volverás a masticar cubitos de hielo, pero si eres una persona que no puede evitar hacerlo que sepas que no estás sólo. De hecho, son muchas las personas que tienen esta costumbre cuya motivación, según la ciencia parece esconder el alivio de varios síntomas.

Por ejemplo, esta práctica ayudaría al cuerpo a enviar más oxígeno al cerebro en quienes padecen síntomas como la fatiga. También puede ser el resultado de la pica , un trastorno alimentario que obliga a las personas a comer cosas que no se consideran alimentos, como hielo, tierra, polvo o cabello.

Sin embargo, hay varias formas de dejar este mal hábito. La primera es derretir los cubitos en la boca. La sensación de frescor durará más tiempo y no dañará tus dientes ni tus encías. También puedes tratar de no comerlo en absoluto y para ello evita beber nada con hielo o también te puede funcionar poner hielo picado. Por otro lado, trata de limitar o evitar los helados de hielo con sabor, porque tienen mucha azúcar, lo cual es malo también para los dientes.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias