Medicina

Qué es un trasplante fecal

trasplante fecal
Descubre qué es un trasplante fecal

Este tipo de transplantes puede mejorar la respuesta inmune intestinal

Estudios recientes han mostrado que un trasplante fecal puede mejorar la respuesta inmune del intestino revirtiendo los efectos del envejecimiento en personas ancianas con problemas gastrointestinales y debilidad.

El intestino es uno de los órganos que más se ven afectados por la edad, lo que provoca cambios en el microbioma intestinal humano, aumentando la sensibilidad a los trastornos intestinales, provocando inflamación y agotamiento.

Qué es y para qué sirve un trasplante fecal

El envejecimiento del cuerpo humano produce un deterioro significativo en el aparato digestivo, desde la boca del estómago hasta el intestino grueso. Con el paso de los años, existe menos absorción intestinal de vitaminas y comienzan a aparecer síntomas de estreñimiento, diarreas, dificultades para la distensión rectal y hasta incontinencia fecal.

Todos estos cambios en el cuerpo son acompañados por una disminución en la función del sistema inmunitario, pero hasta hace poco los científicos no habían relacionado la baja respuesta inmune con el microbioma intestinal.

El sistema inmunológico interactúa constantemente con las bacterias del tracto gastrointestinal y las recientes investigaciones intentan demostrar si la  composición del intestino podría influir en la respuesta inmune.

En ratones, el trasplante fecal de ratones jóvenes a viejos, logró reforzar el sistema inmunológico intestinal de los ratones ancianos, revirtiendo los efectos del envejecimiento en la función intestinal.

La coautora del estudio, Michelle Linterman, afirma que este estudio demuestra que la degradación de la respuesta inmune intestinal no es irreversible, y agrega un dato asombroso: el hecho de cohabitar ha influido de forma positiva en la respuesta inmunitaria intestinal en los ratones de edad avanzada.

De esta forma, se ha demostrado que el trasplante fecal podría hacer retroceder el reloj del sistema inmunológico intestinal para que se parezca al de personas más jóvenes, como sucedió en los ratones.

Esta investigación muestra además que una combinación de trasplantes fecales, consumo de probióticos, una buena dieta y la cohabitación pueden ayudar a ralentizar los efectos nocivos del envejecimiento sobre la salud inmunitaria.

Una buena alimentación, el ejercicio y un estilo de vida saludable son elementos clave a tener en cuenta en el cuidado de la salud intestinal.

Es recomendable una dieta de productos de calidad, baja en grasas, realizar ejercicio constante para mantener la salud de los órganos y evitar el abuso de medicamentos o de alimentos nocivos.

En el futuro, el trasplante fecal podría ser de gran ayuda para reducir los efectos que el envejecimiento del aparato gastrointestinal provoca en las personas mayores.

Lo último en Curiosidades