¿Qué es la simbiosis?

¿Qué es la simbiosis?

Las relaciones simbióticas son aquellas que se dan entre individuos de distintas especies. Las relaciones de simbiosis pueden ser beneficiosas para una especie, ambas, o perjudiciales para una de las dos partes. 

Simbiosis es la forma en la que se relacionan las especies.

El término proviene de la palabra griega “syn” que significa “con” y “biosis” que significa “vivir”. Antiguamente se utilizó el término para describir únicamente a las relaciones entre organismos de distintas especies biológicas en las que ambas partes se veían beneficiadas, pero el uso del término se ha vuelto un poco difuso y se utiliza ampliamente para describir interacciones entre organismos de distintas especies.

¿Qué tipos de simbiosis existen?

Existen distintos tipos de relaciones simbióticas, siendo las principales el parasitismo, el comensalismo y el mutualismo.

Parasistismo

Se produce cuando una especie (parásito) vive a costa de otra (huésped) y le causa un perjuicio. Pulgas, garrapatas, bacterias patógenas… son las más conocidas, pero también hay vertebrados parásitos como el cuco, que disposita sus huevos en nidos de otras aves, que criarán sus pollos (parasitismo de puesta). Especialmente interesantes son los “parásitos zombie”, que modifican la conducta del huésped.

Parasistismo

Comensalismo

En este tipo de relación simbiótica uno de los organismos se beneficia mientras que el otro no. Los ejemplos de comensalismo son menos frecuentes, pero un ejemplo claro de comensalismo es el de las aves o algunos insectos con los árboles. Por ejemplo, cuando un ave construye su nido en un árbol o una araña teje su tela sobre una sección del árbol.

Las aves suelen mantener una relación de comensalismo con otras especies

 

Mutualismo

Ambas especies se hayan beneficiadas. Es el caso de los insectos polinizadores, que obtienen néctar de la flor y el vegetal es polinizado. Los peces payaso y las anémonas serían otro ejemplo típico, donde el pez payaso obtiene protección y sobras de comida y mantiene alejados a los depredadores de la anémona y la limpia de parásitos. El mutualismo puede ser facultativo (una especie no necesita a la otra para sobrevivir) u obligado (las especies no pueden vivir de manera separada).

Pez payaso y anémona, claro ejemplo de mutualismo

Últimas noticias