Cuerpo humano

De qué está hecho el diente

el diente
Descubre de qué está hecho el diente

Descubre las materias que forman el diente humano

El diente humano está diseñado para triturar la comida, pero también cumple otras funciones importantes en el cuerpo, como modular la voz y el habla.

Todos los mamíferos, incluido el hombre, son difiodontos, lo cual significa que desarrolla dos dentaduras en su vida, la dentición primaria (los dientes de leche) y la dentadura permanente o definitiva.

De qué material es el diente humano y qué tiene de particular

Cada diente está formado por tres partes. La corona, el cuello y la raíz. La corona es la parte visible, el cuello es la zona que une la corona con la raíz y esta es la parte que queda cubierta por la encía y se encuentra insertada en el hueso maxilar.

Los dientes están compuestos por varias capas de tejidos. Los más importantes son los que vemos a continuación.

La pulpa dental es la parte central del diente y se compone fundamentalmente por tejido conectivo, fibras nerviosas, vasos sanguíneos y varios tipos de células, entre ellas, células inmunitarias. La unión de la pulpa dental y la dentina contiene una gran cantidad de cementoblastos y odontoblastos, que son los que desarrollan la dentina y el cemento radicular.

La dentina es un tejido conectivo mineralizado conformado por un 70% de minerales, 20% de material orgánico y un 10% de agua. Se encuentra entre el esmalte y la cámara pulpar, y contiene una matriz de fibras de colágeno.

El cemento radicular es un tejido con una mineralización alrededor del 45%, muy similar al tejido óseo. Contiene un 33% de sustancias orgánicas y un 22% de agua. Es una sustancia que cubre la raíz del diente y cumple una función de anclaje para los ligamentos que sujetan el diente.

El esmalte de los dientes es un tejido casi totalmente mineral y es la sustancia más dura que tiene el cuerpo humano. Cuenta con un 96% del mineral hidroxiapatita, con un 4% de materia orgánica y agua.

A diferencia de los demás componentes del diente, el esmalte no contiene colágeno. No tiene color, es decir, es traslúcido, y su tono cambia según el volumen de dentina que haya debajo. En la zona cercana a la encía, casi no hay dentina bajo el esmalte y por ello el color del diente puede ser blanco azulado.

Una adecuada limpieza y cuidado de los dientes permite evitar la caries y otros problemas dentales que pueden afectar a las diversas partes que lo componen, poniendo en riesgo la pieza dental.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias

. . . . . . . . .