Ciencia

No solo madrugadores o nocturnos: conoce los 6 «cronotipos» diferentes de personas

Los dos cronotipos existentes hasta la fecha, madrugadores o nocturnos, se han amplicado ahora a otros cuatro más, según un nuevo estudio ruso.

cronotipos
Descubre los seis tipos de cronotipos que existen

Por definición, un cronotipo es una característica de los seres humanos que indica si son más activos en un momento particular del día . En este sentido, y hasta la fecha, teníamos en cuenta si éramos más madrugadores o nocturnos, pero un nuevo estudio ha revelado algo inesperado y es que en realidad podemos identificar hasta seis tipos de cronotipos distintos.

Conoce los 6 cronotipos diferentes de personas

Las funciones fisiológicas de nuestro cuerpo están sujetas a ritmos diurnos. Significa que una persona puede ser más o menos activa y eficiente según el momento del día. Los dos cronotipos más conocidos son los ‘madrugadores’ que son más activos por la mañana y los ‘noctámbulos’ para los que las noches son el momento más productivo. Sin embargo, estos dos tipos no se distinguen claramente: aproximadamente el 60% de todas las personas no encajan en una de las categorías. Por ello un equipo de científicos del Instituto de Medicina de la Universidad RUDN junto con los principales cronobiólogos rusos y extranjeros llevaron a cabo un estudio a gran escala e identificaron 4 cronotipos adicionales, ampliando así la clasificación común.

Hasta la fecha, siempre que se hablaba de  cronotipos o si somos más o menos activos en función del día o de la noche, se ha hablado de «alondras», que es como se suele definir a las personas que se levantan temprano por la mañana y están activas a esta hora, o también se habla de los «búhos», que se refiere a aquellas personas que están más activas por la noche, pero parece que esta clasificación ha cambiado ahora a raíz del nuevo estudio realizado en Rusia.

El estudio que ha identificado nuevos cronotipos

«La búsqueda de diferencias cronobiológicas y cronopsicológicas individuales se centra principalmente en los cronotipos matutinos y vespertinos «, ha  explicado el investigador de fisiología humana Dmitry S. Sveshnikov de la Universidad RUDN en Rusia. «Sin embargo, estudios recientes sugieren que la clasificación existente necesita ser reconsiderada y ampliada «.

Para la realización del estudio, los investigadores entrevistaron a 2.300 participantes, a quienes se les pidió que autoevaluaran su cronotipo basándose en un rango de seis posibles tipos identificados en estudios previos realizados por los mismos investigadores. Según los resultados, parece que la gran mayoría de los participantes se identificaron con los seis cronotipos hipotéticos propuestos por los investigadores , mientras que solo el 5% de las personas en el estudio no se identificaron con ninguno de ellos, de modo que estos seis que ahora se revelan puede que sean insuficientes todavía con los que posiblemente existen.

Pero de momento estos son los seis cronotipos identificados por los científicos:

  1. Madrugadores (ya existentes): los madrugadores son, como la propia palabra indica, muy activos por la mañana, pero su nivel de actividad desciende a niveles medios a la mitad del día, sólo para alcanzar un mínimo por la noche;
  2. Nocturnos (ya existentes): a diferencia de los anteriores, los nocturnos muestran un bajo nivel de actividad en la mañana, que se eleva a niveles medios a la mitad del día, y luego se eleva al nivel máximo durante la noche;
  3. Los muy activos : aquellos que muestran un alto nivel de actividad a lo largo del día;
  4. Los somnolientos : aquellos que muestran un alto nivel de actividad por la mañana, luego bajan drásticamente por la tarde y alcanzan el nivel medio durante la noche;
  5. Activos durante el día o activo diurno : comienzan por la mañana con un nivel bajo, llegan a la mitad del día y terminan por la tarde con un nivel de actividad medio;
  6. Moderadamente activo : aquellos que experimentan bajos niveles de energía durante todo el día.

En el estudio, ha dado como resultado que el 18% de los participantes eran o pensaban que se identificaban mejor con el cronotipo «somnolientos», el 16% «moderadamente activos», el 15% eran «activos durante el día» y finalmente solo el 9% dijo que eran «muy activo».

«Teniendo en cuenta la incidencia de los tipos en cuestión, consideramos nuestra hipótesis sobre la existencia de cronotipos adicionales totalmente confirmada», añadió Dmitry S. Sveshnikov.

¿Con qué cronotipo te identificas?

A partir de lo descubierto, podemos analizar como somos nosotros mismos o con qué cronotipo nos identificamos más. Para ello, bastará con observar nuestra actividad a lo largo del día, para fijarnos en qué momento sentimos que estamos más despiertos o activos. 

De todos modos, sin importar el cronotipo con el que te identifiques más, una cosa nos debe quedar clara:  lo más importante para rendir día a día, sin importar tanto si es por la mañana o por la noche, es procurar un buen descanso y dormir, dado que  dormir poco nos hace menos activos y también, menos positivos sobre los acontecimientos de la vida, por lo que si te aseguras una media de 7-8 horas de sueño al día, conseguirás rendir sin mucho problema, aunque notes que tal vez por la mañana estás más dormido que otras personas.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias