Alimentos

Comer miel caducada: lo que le puede pasar a nuestro cuerpo

miel caducada
¿Podemos tomar miel que aparentemente está caducada?

La miel es uno de los alimentos con mayor vida útil y uno de los más antiguos que se conocen. Sin embargo, también suele ocurrir que abrimos un tarro de miel y luego pasan días e incluso semanas hasta que vuelve a apetecernos coger un poco. Por ello es importante saber cuándo se ha abierto ese tarro, y  entender si después de la fecha de vencimiento existe algún peligro por comer miel caducada.

Comer miel caducada

Comer miel que ha caducado después de unos meses en realidad no puede hacernos mucho daño, pero sin embargo, hay algunos parámetros que pueden invalidar esta declaración. De hecho, aunque sabemos que consumir alimentos caducados no siempre es peligroso, dependerá muchísimo de su estado de conservación .

De este modo, si queremos que la miel nos dure mucho tiempo, incluso más allá de su fecha de consumo, es necesario no exponerla a la luz solar directa, evitar los cambios térmicos (la temperatura ideal es de 20 °C) y cerrar siempre bien su tapa. La larga vida útil de la miel depende entonces de su calidad . La artesanal, producida por pequeños apicultores, es de calidad superior y realmente se puede conservar durante años.

La producida a nivel industrial , en cambio, podría contener demasiada agua y, por lo tanto, estropearse más rápido. Sí, porque es precisamente el bajo contenido en agua (entre un 16 y un 18%) y el alto contenido en azúcares los que hacen que no se desarrollen levaduras y por tanto mohos.

Es natural en cambio que con el paso del tiempo la miel tienda a cristalizarse , es decir, a endurecerse. Esto no significa que ya no sea comestible, solo que no se ha conservado adecuadamente. No obstante, puedes utilizarla calentándola durante unos minutos y así recuperar su consistencia natural.

Pero, ¿Cómo saber si la miel se ha echado a perder?

El primer examen es siempre el visual , por lo que si la superficie de la miel no muestra signos de moho, generalmente todavía es comestible. De hecho, debes tener en cuenta que la fecha de caducidad de la miel es en realidad un plazo mínimo de conservación , es decir, un intervalo de tiempo durante el cual la miel mantiene inalteradas sus propiedades (antisépticas y antibacterianas) y su valor nutritivo.

Si por el contrario no te fías y buscas cómo puedes utilizar la miel caducada entonces nuestro consejo es que la conviertas en un cosmético : la miel de hecho es perfecta como exfoliante, añadiéndole azúcar moreno o sal, para crear mascarillas para la cara o todavía como cera depilatoria.

Por lo tanto, podemos decir que la miel es de esos alimentos que «nunca» caducan aunque repetimos, que la clave estará en su conservación.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias