Sónar+D y el Hospital Vall D’Hebron colaboran para que los médicos puedan entender mejor a sus pacientes

sonar+d-vall-dhebron-hospital
Pedro Alcalde es el arquitecto sonoro de la pieza inmersiva realizada en colaboración con Sónar+D y el Hospital Vall d'Hebron.
Comentar

Sónar+D y  el Departamento de Innovación del Hospital Vall d’Hebron colaboran en la grabación de una pieza de audio inmersiva dirigida a profesionales de la medicina, que permite situar al personal médico en el lugar del paciente y vivir sus sensaciones gracias a la experiencia binaural que reproduce en 360º los sonidos del hospital que perciben los enfermos.

La grabación sitúa al oyente en la piel de un paciente que se somete a una intervención quirúrgica o que está ingresado, y lo sumerge en los sonidos del hospital con los que convive a lo largo de todo un día: puertas, ascensores, camillas, conversaciones, pitidos y sonidos de la maquinaria hospitalaria, etc. Esto es posible gracias al sonido binaural, una técnica de grabación en 360º que permite percibir los sonidos de nuestro alrededor en tres dimensiones y de manera realista.

PUEDES ESCUCHAR EL AUDIO PINCHANDO AQUÍ

La pieza, de dos minutos de duración, ha sido concebida para ser escuchada con auriculares, y  creada especialmente para ser presentada durante la 1ª jornada ‘Jo Innovo’ -celebrada ayer 14 de marzo-, que reunió a 300 profesionales de Vall d’Hebron para compartir con ellos conocimientos y experiencias en el campo de la innovación.

Con esta experiencia, el Hospital Vall d’Hebron y Sónar+D conectan el mundo artístico con el entorno científico con el fin de favorecer la relación entre médicos y pacientes, utilizando un campo de la tecnología emergente: el audio 3D e inmersivo. Pedro Alcalde es el arquitecto sonoro que está detrás de este audio 360.

Desde ahora, todos los nuevos profesionales y residentes que se incorporen en el hospital experimentarán esta sensación para alinearse con las necesidades del paciente. De esta manera simbólica y a la vez real, Vall d’Hebrón continúa apostando por trabajar con procesos y soluciones al servicio del paciente desde un punto de vista innovador.

La selección de los ruidos que forman parte del audio que quiere poner al profesional en la piel del paciente es fruto de una lluvia de ideas sobre los sonidos más habituales en el hospital. Desde lugares a situaciones, pasando por aparatos, ropa o voces.

Así, se pueden escuchar respiraderos, aspiradores, alarmas de monitores, bombas de infusión, el movimiento de las literas, ruido de zapatos, de pasos, de traslado interno de la zona quirúrgica, sonidos de familiares esperando, quirófanos, tecleados de ordenadores, timbres o pruebas de ecocardiografía situados en la unidad de críticos, en la de cuidados intensivos, en el bloque quirúrgico, en salas de espera o en la zona de hospitalización.

Todos ellos son ruidos característicos por cualquier profesional de Vall d’Hebron, y por lo tanto identificables por ellos, puesto que forman parte de su día a día. Todos juntos, en dos minutos, y fuera del contexto de su día a día, ayudarán al profesional a darse cuenta de todo lo que escucha el paciente.

Los responsables del proyecto hablan

César Velasco, director de Gestión Integral e Innovación del Hospital Vall d’Hebron

“Participar en procesos de cocreación es fundamental. Nuestros profesionales sanitarios han trabajado con artistas sonoros y expertos en tecnología del sonido innovando en nuevos terrenos una vez más. Todos conocemos el Sónar, lo que nos tenemos que parar a pensar es cómo podemos poner todo su conocimiento y su excelencia en experiencias auditivas al servicio del paciente. El Campus Vall d’Hebron explora fuera de sus paredes interacciones enriquecedoras como ésta, en la que nuestros profesionales nos invitan a ponernos en la piel de pacientes y familiares.”

Ventura Barba, Director ejecutivo de Sónar+D

“Este es el ADN de Sónar+D: conectar profesionales e ideas de diferentes ámbitos de la creatividad, la ciencia o la innovación tecnológica para desarrollar proyectos que exploran nuevos futuros. Buscamos, además, que estos avances reviertan positivamente en nuestro entorno, mejorando la vida de las personas. El reto que nos planteó el Hospital de la Vall d’Hebron ha sido enormemente estimulante en ese sentido: más allá de la propia experiencia creativa y/o tecnológica que implica, teníamos un objetivo superior, que era favorecer la empatía entre facultativos y pacientes.”

Pedro Alcalde, Arquitecto sonoro de la pieza

“El proyecto es marcadamente innovador al centrar su propuesta en una inversión del “punto de vista” de la escucha: Vall d’Hebron en la piel del paciente. La principal dificultad del proyecto es que el material sonoro de un hospital es común a médicos, a enfermeras y a pacientes. Es solo su escucha la que es diferente. Por ello quedaba casi automáticamente descartado cualquier código de representación realista del espacio sonoro. Gracias a la tecnología binaural y a un elaborado proceso de re-estratificación sonora hemos construido cuatro secciones entrelazadas que  marcaran una posible experiencia sonora del paciente. Para ello hemos elegido conceptos como distopía sonora, hyper-escucha o, incluso, para acabar, la calma regulada de una espera.”

Ludovico Vignaga, Director de Intorno Labs

“Ir al hospital simplemente para grabar sonidos nos permitió ver cosas de manera totalmente diferente, como si fuéramos profesionales del centro. Eso fue fundamental para entender la perspectiva de los que cada día trabajan allí. El mayor reto fue evidenciar la diferencia de estado mental y físico que el paciente tiene respeto a los médicos. La idea de utilizar una tecnología binaural fue muy valiente. En un mundo tan de imágenes y palabras, a veces nos olvidamos de la potencia del sonido puro. Me sorprendió muy positivamente que un hospital haya tenido la idea y la necesidad de buscar nuevos medios tecnológicos y emotivos para sensibilizar y mejorar su ambiente de trabajo.”

Últimas noticias