Salud

Trastornos del sueño en los niños, que son y posibles remedios

Los trastornos del sueño en los niños suelen tener relación con las pesadillas o con el miedo a la oscuridad, aunque afortunadamente es algo que tiene solución.

trastorno sueño niños
Cómo afecta a los niños los trastornos del sueño

El sueño en los bebés y los niños es algo esencial para procurar el bienestar y el desarrollo de los pequeños pero pueden darse caso en que los niños o niñas tengan problemas para dormir, ya sean pesadillas o por ejemplo, los famosos terrores nocturnos. Por ello, os hablamos a continuación de los trastornos del sueño en los niños, que son y posibles remedios.

Trastornos del sueño en los niños, que son y posibles remedios

Aunque la mayoría de bebés no tienen problemas a la hora de dormirse, al margen de que se despierten cuando tienen hambre, es posible que hayan momentos puntuales en la vida de un niño o niño pequeño/a en los que sí que tenga verdaderos problemas a la hora de conciliar el sueño. Puede ser algo que suceda con más frecuencia a la edad de los dos años, cuando  el niño o niña, comienza a adquirir una mayor conciencia de uno mismo/a, o también debido a emociones fuertes vividas durante el día, que luego se traducen en pesadillas y miedos, que sin embargo forman parte del proceso de maduración mental e imaginativa del niño/a.

Cómo tratar las pesadillas

De este modo, y en el caso de que el trastorno del sueño de tu hijo o hija se deba a que sufre de pesadillas, es importante que los padres escuchen la historia de esas pesadillas y ofrezcan apoyo al niño/a para ayudarlo/a a manejar las emociones que surgen de este tipo de sueños, que también son una excelente oportunidad para expresar los conflictos y ansiedades de la vida.

Junto al hecho de escuchar esas pesadillas, será bueno acostar al niño o niña a una hora adecuada, que dejemos que pase al menos una hora entre que cenan y que se acuestan (de modo que la calidad del sueño no se vea afectada por la digestión) y que utilicemos alguna luz y algo de música suave para que los niños se duerman tranquilamente y entren en un sueño plácido y calmado.

El miedo a la oscuridad

Por otro lado, a partir del tercer año de edad, los pequeños suelen llamar a sus padres después de acostarse y pueden comenzar a manifestar el famoso miedo a la oscuridad, que es una fase normal del desarrollo infantil.

El ingreso a la guardería, el tener que encomendarse a otras figuras adultas al margen de los padres (como maestros o cuidadores), o el hecho de adquirir más y más vivencias se da efectivamente en este período y es del todo normal que al llegar la noche, lo que deseen es irse a dormir con papá y mamá para sentirse más protegidos. El hecho de irse a la cama y quedarse dormido/a pueda representar otro desprendimiento de los padres y que además esté todo oscuro puede ser algo terrorífico para ellos, de modo que lo mejor en estos casos es acostar a los niños y quedarnos con ellos un rato (leyéndoles un cuento) y además encender una lámpara o una pequeña luz que les de seguridad mientras intentan dormirse.

Otros factores que pueden afectar al sueño de los niños/as

Entre otros posibles factores que perturban el sueño de los niños están también el destete, el miedo a los extraños, la dentición, la presencia de enfermedades en la familia o conflictos entre los padres.

Otros remedios para ayudar a los más pequeños a dormir

Para contrarrestar los trastornos del sueño de los niños, puede ser también muy útil que se lleven a la cama objetos o juguetes a los que estén muy unidos, que puedan darles seguridad y ayudarles en la transición entre la vigilia y el sueño. Los expertos también recomiendan repetir todas las noches acciones para acompañar a la hora de acostarse, como leer un cuento o también, cantarles una nana.

En el caso de que los trastornos del sueño persistan con el tiempo, puede ser útil ponerse en contacto con un psicólogo del desarrollo para decidir juntos sobre los cambios que deben adoptarse para facilitar el buen descanso del niño y con ello que pueda superar con éxito esa fase de trastorno del sueño que generalmente suele pasar con el tiempo.

Lo último en Bebés

Últimas noticias