Coronavirus

El misterio del coronavirus: ¿por qué los niños son menos propensos a contraerlo que los adultos?

Un nuevo estudio realizado en Londres parece dar respuesta a los motivos por los que los niños contraen menos el coronavirus con respecto a los adultos.

coronavirus niños adultos
Los motivos por los que el coronavirus afectaría menos a los niños que a los adultos

Recientemente os desvelamos de qué modo el coronavirus podía afectar a los niños en comparación con los adultos a partir de un estudio realizado en China, pero lo cierto es que la comunidad científica sigue estudiando el misterio del porqué el coronavirus afectaría menos a los niños que a los mayores y parece que comienzan a encontrarse respuestas.

El misterio del coronavirus: ¿por qué los niños son menos propensos a contraerlo que los adultos?

coronavirus niños adultos

Rosalind Eggo , profesora asistente de modelado matemático de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, y sus colegas han querido responder al misterio del coronavirus con respecto a cómo afecta a los niños y a los adultos

«Lo que encontramos fue que las personas menores de 20 años eran aproximadamente la mitad de susceptibles a la infección que las personas mayores de 20«, dice Eggo.

Por lo tanto, los niños y adolescentes parecen mucho menos propensos que los adultos a infectarse con el virus.

«Y luego también descubrimos que la probabilidad de mostrar síntomas clínicos … por lo tanto, enfermarse lo suficiente que acabas desarrollando la infección … y que aumentó de alrededor del 20% en personas de 10 a 19 años, hasta alrededor del 70% en los mayores de 70 «, dijo la experta.

La investigación de Eggo fue publicada esta semana en la revista Nature . Para realizarla, utilizaron modelos matemáticos para examinar datos de coronavirus de seis países: China, Corea del Sur, Italia, Japón, Singapur y Canadá. Los resultados son similares a un estudio realizado en abril por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., que descubrió que si bien los niños menores de 18 años representan el 22% de la población de EE. UU., representan menos del 2% de los casos reportados.

Menos casos en África

Según se informa en el estudio, es evidente que las implicaciones de cómo se desarrolla el SARS-CoV2 en los niños son enormes, pero otra de las grandes preguntas en esta pandemia es por qué los países de África no se han visto más afectados por la enfermedad, con una media de edad de afectados de 20 años, mientras que en Europa es de 43.

Con estos datos, surge la siguiente cuestión: Si las personas más jóvenes son menos susceptibles a la enfermedad, ¿eso significa que los países con ciudadanos más jóvenes pueden tener brotes menos intensos?

«Definitivamente es algo que debe investigarse más a fondo«, dice Eggo.

Al comienzo del estudio, tenemos que añadir, Eggo y sus colegas no se centraban en investigar el misterio de cómo afectaba el coronavirus a los niños. Originalmente estaban analizando el Covid-19 en relación con la propagación de las pandemias de gripe. Pero se dieron cuenta de que este virus es diferente. «No hemos visto los mismos patrones. Si observamos el panorama global si esto fuera como la gripe, normalmente se esperaría que los lugares con más niños tengan epidemias más intensas».

Eggo dice que la transmisión entre los niños debe entenderse mejor para que los funcionarios puedan hacer planes para tomar las precauciones adecuadas al reabrir las escuelas.

Y hay otras cuestiones o preguntas que plantearse. ¿Se debe permitir que los niños visiten a sus abuelos? ¿O son las personas de mediana edad las que presentan un mayor riesgo para los ancianos?

De hecho, quizás la incógnita más crítica: ¿qué papel tienen los jóvenes en la propagación del Covid-19?

Estudio en Estados Unidos

Megan Culler Freeman , viróloga y pediatra de la Facultad de medicina de la Universidad de Pittsburgh, dice que los niños son los principales propagadores de muchas otras enfermedades respiratorias.

«Los niños van a la guardería, van a la escuela, especialmente los más pequeños [que] no son necesariamente tan educados con la tos y los estornudos», dice Freeman. «Así que es realmente fácil que esas enfermedades se propaguen».

Sin embargo, eso no se ha informado hasta ahora con el Covid-19.

Freeman, que estudió los coronavirus para su doctorado, dice que los niños son claramente susceptibles a los otros coronavirus conocidos que circulan cada año durante la temporada de resfriados y gripe. Sin embargo, algo diferente está sucediendo con este nuevo.

«Hemos tenido una gran cantidad de casos en los Estados Unidos y en todo el mundo. Y realmente una minoría de esos han sido identificados en niños», dice la viróloga. «En algún lugar entre el 2 y el 5% de todas las infecciones [reportadas] están en niños menores de 18 años, lo cual es algo sorprendente».

Hay un par de hipótesis sobre por qué, dice Freeman. Una es que los niños contraen una forma más leve de la enfermedad. Si no muestran síntomas, es posible que nunca se hagan la prueba. Y así, esas infecciones no se cuentan.

Freeman agrega que también hay algunas investigaciones que demuestran que los receptores en las células humanas a los que se adhiere el coronavirus están menos desarrollados en las personas más jóvenes.

Pero tanto Eggo como Freeman dicen que todavía no está claro exactamente por qué los niños tienen menos riesgo de contraer el virus, por qué se han detectado tan pocos casos en los niños y todo apunta a que esa tendencia continuará.

«Parece que los niños pueden verse menos afectados que los adultos. Pero creo que su papel en la difusión de la comunidad aún no se ha probado«, dice Freeman. En todo el mundo, desde Abuja hasta Aruba y Arkansas, las escuelas se cerraron en las primeras etapas de los brotes. «Así que no sabemos cómo van a cambiar las cosas si esa variable vuelve a estar en juego«.

Algunos países han comenzado a reabrir escuelas, pero eso es principalmente en lugares como Hong Kong y Nueva Zelanda, donde los niveles de transmisión son increíblemente bajos.

«Si las escuelas vuelven a abrir en lugares donde los niveles de transmisión siguen siendo altos, puede dar una idea más clara«, dice Freeman, «de cuánta transmisión es impulsada por los niños«.

Lo último en Bebés

Últimas noticias