Embarazo

Cómo prevenir las várices en el embarazo

Varices pélvicas
Una mujer embarazada.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Las venas varicosas o varices son la consecuencia de la dilatación de las venas superficiales de las piernas y más generalmente de los miembros inferiores. Éstos pueden afectar a las mujeres durante el período de embarazo, especialmente a aquellas más expuestas a factores de riesgo como: sedentarismo, mantenimiento de posturas incorrectas, demasiado tiempo de pie o aumento excesivo de peso. Descubramos entonces más sobre las varices en el embarazo y cómo prevenir.

Cómo prevenir las várices en el embarazo

Durante el embarazo eres más propensa a las varices también debido a algunas alteraciones en el equilibrio hormonal que conducen a una mayor distensión de los vasos sanguíneos. Además, si no se tiene cuidado, sobre todo en el primer trimestre con una dieta de embarazo cuidada , se corre el riesgo de que afecte negativamente a la circulación sanguínea precisamente por el aumento repentino de peso.

Los factores de riesgo que conducen a este problema también se deben a un factor hereditario y genético. Si tiene parientes cercanos como una madre, abuela o padre que tienen venas varicosas, es más probable que aparezcan durante el embarazo.

Este trastorno puede presentarse desde una forma leve, en forma de dilatación de los capilares , o en forma de várices , hasta manifestaciones más graves, que también pueden dar lugar a un cambio en el color de la piel de los miembros inferiores. Por supuesto, ante la presencia de varices, siempre debe pedir ayuda a su médico o ginecólogo para comprender si debe o no intervenir y cómo.

Síntomas de las varices

Los síntomas más comunes en la primera fase de aparición de las varices pueden ser: ardor, sensación de pesadez, hormigueo, hinchazón y dolor , todos ellos localizados en los miembros inferiores.

Generalmente son sensaciones que se sienten cuando se están formando, con el paso del tiempo aparte de alguna condición en particular, las várices no traen síntomas específicos o dolorosos.

Por otro lado y al margen de la estética, no podemos olvidar que en algunos casos las varices pueden resultar, molestas y dolorosas. Por ese motivo, se hace necesario que las mujeres adopten determinadas medidas en pro de prevenir las varices en el embarazo. Sí, para evitar que puedan aparecer.

Si tú estás esperando un hijo o si pronto quieres quedarte embarazada, sigue leyendo. Aprenderás recomendaciones efectivas y útiles para poder conseguir que esas venas dilatadas no formen parte de los nueve meses que tendrás por delante:

Ejercicio regular

Uno de los consejos más importantes es que hay que realizar deporte de manera periódica y regular. Es decir, salvo en casos de embarazos de alto riesgo, es imprescindible que la futura mamá haga algún tipo de actividad física pues eso mejorará su circulación sanguínea. En concreto, una estupenda medida es que salga a caminar todos los días, como mínimo, media hora.

De la misma manera se considera oportuno que lleve a cabo ejercicios de rotación de tobillos. Eso sin pasar por alto que se establece que son buenas disciplinas para luchar contra las varices desde el Pilates hasta el Yoga pasando por la natación.

Vestimenta adecuada

Aunque pueda parecer que no tiene nada que ver, el vestuario de la mujer puede influir mucho en la aparición de esas citadas venas varicosas. Por eso, es imprescindible que cumpla con una serie de recomendaciones básicas en ese aspecto:

  • Debe evitar en todo momento el uso de zapatos de tacón, porque no favorecen en nada la circulación sanguínea.
  • No tiene que llevar prendas de vestir que le aprieten las piernas, la cintura o lo que es la pelvis.
  • Se desaconseja por completo que use medias, porque estas le oprimirán en exceso las piernas.
  • Tiene que apostar por caminar con un calzado que le otorgue comodidad, estabilidad y que no le comprima los pies.

Rutinas básicas del día a día

Si importantes son las medidas expuestas hasta el momento, también lo son otras que se deben llevar a cabo a diario. Es decir, que se tienen que convertir en parte de la rutina del día a día en pro de evitar la aparición de estrías:

  • No puede pasar mucho tiempo de pie ni tampoco sentada. Si por su profesión pasa demasiado en una posición o en otra se hace necesario que, cada hora aproximadamente, se mueva y cambie la misma. Y es que no hacerlo le puede provocar, además, serios dolores de espalda.
  • Cuando se vaya a acostar es imprescindible que duerma sobre su lado izquierdo.
  • Es importante que cuando la embaraza esté sentada no cruces las piernas, pues eso no favorece la circulación sanguínea.
  • No menos relevante es que desaconseja por completo, por múltiples razones entre ellas la aparición de varices, que levantes demasiado peso.
  • Ni que decir tiene que se establece como medida importante el que cuando esté en casa relajada, ponga las piernas en alto. Y es que eso favorecerá de manera notable la correcta circulación de la sangre por dichas extremidades.

Cómo prevenir las varices con compresión

Para prevenir la aparición de varices, existe una herramienta sencilla y útil que puede ayudar: las medias de compresión .

Las medias de compresión han estado en el mercado durante muchos años. Es por eso que puedes encontrarlos en varias formas y colores. Gracias al diseño más moderno que las distingue, se pueden usar cómodamente y reemplazar las medias que se usaban antes del embarazo.

Para evitar la aparición de varices se pueden llevar medias a partir del tercer mes de embarazo. Además, sería recomendable llevarlas puestos hasta los dos meses después del parto, de hecho, podrían aparecer varices incluso después del parto y/o durante la lactancia.

En cuanto a los modelos, hay muchas posibilidades de elección, según tus necesidades: desde medias con sección braguita para la barriga, hasta medias, hasta medias hasta la rodilla . Basta con acudir a una farmacia o tienda especializada en embarazo, para disponer de las medias de compresión perfectas según tus necesidades.

Además de las medias de compresión, también existen prendas diseñadas específicamente para prevenir las trombosis como las medias preventivas específicas antitrombosis , que combinadas con la gimnasia y los tratamientos anticoagulantes, son excelentes aliados para evitar su formación.

En cuanto a la ropa antitrombosis y cualquier tratamiento, el consejo es contactar siempre con tu médico quien podrá indicarte tanto cómo prevenir las varices como cómo actuar en caso de aparición de varices del embarazo o trombosis.

Otras medidas para prevenir las varices

Además de todo lo que hemos establecido hasta el momento, es necesario llevar a cabo otra serie relevante de recomendaciones y medidas para evitar que aparezcan las varices:

  • Es fundamental que, aunque engorde debido al embarazo, no cojas más kilos de los que están recomendados.
  • Debe realizarse, de forma periódica, masajes en las piernas. En concreto, estos tienen que ir desde el tobillo hasta la rodilla y desde esta hasta el muslo.
  • También es esencial que cuide muy bien su alimentación para que sea sana, completa y equilibrada. Y eso sin olvidar que resulta necesario e imprescindible que ponga atención a llevar a cabo una buena hidratación.
  • En pro de mejorar la circulación sanguínea, se aconseja que, de vez en cuando, se aplique agua fría en las piernas.
  • Aunque pueda parecer increíble, es esencial que también la embarazada evite estar expuesta al humo del tabaco. Y es que este se considera que perjudica seriamente la citada circulación.
  • También se indica que, en la medida que sea posible, se recomienda que cuando la gestante se vaya a la cama a dormir se coloque unos cojines o almohadones en las extremidades inferiores para tenerlas en alto.

Además, se puede consultar al médico sobre otras medidas específicas, según cada caso, en pro de evitar las varices.

Lleva a cabo estas recomendaciones y estarás poniendo todo de tu parte para evitar que te aparezcan esas venas dilatadas y de color azul o morado que pueden resultar tan molestas.

Lo último en Bebés

Últimas noticias