Manualidades

Manualidades para hacer con niños en casa este verano

A partir de conchas, piedras y otros materiales, como palitos de helado, podemos hacer distintas manualidades de verano con los niños en casa.

manualidades de verano
Distintas ideas de manualidades que podemos hacer con los niños en verano

Ahora que ya hemos inaugurado (desde el pasado 20 de junio) el verano, podemos aprovechar la estación cálida para hacer distintos trabajos y tareas a partir de materiales como la arena y las conchas. Veamos a continuación, distintas manualidades de verano para hacer con los niños.

Manualidades para hacer con niños en casa este verano

manualidades de verano

Tras los meses de confinamiento y la desescalada, la llegada del verano se va a celebrar más que nunca este año, por lo que seguramente aprovecharéis para ir a la playa o a la piscina más que nunca, pero también es posible que se den muchas tardes en las que no tenemos nada que hacer con los niños. Aprovechemos entonces para hacer las manualidades de verano que os explicamos a continuación.

Aviones con palitos de helado

Una buena manualidad de verano que podemos hacer con los niños son aviones aprovechando los palitos de helados que se coman estos días. Los niños solo tienen que pintar con témperas los palitos como más les gusten y luego los cruzamos, podemos usar dos y dos, para formar un avión.

Además de esos aviones, los palitos de helado se pueden transformar en cualquier cosa, ya sea que hagamos una casa o también un helado «falso» pegando en el extremo un trozo de cartón.

Mini océano con peces

También con unas simples cartulinas, podemos hacer un pequeño océano con peces. Para hacer esta manualidad, los niños tienen que coger cuatro palitos de helado y pegarlos creando un marco. Uno de los palos asegúrate, de que lo pegan en la base, de forma horizontal, con respecto a los dos palos que hayan colocado en forma vertical. El otro será bueno que quede en el otro extremo.

Ahora tienen que coger un trozo de cartulina y lo cortan a una medida que coincida con la distancia (más un centímetro) que hay entre los dos palitos en vertical. Doblamos la cartulina por la mitad y cortamos pequeñas tiras para que nos queden como flecos. Abrimos y pegamos a los palitos para que nos quede como si fuera un mar de olas.

Ahora solo tenemos que dibujar unos pequeños peces con otros colores, y los pegamos entre las tiras cortadas para que se vean por detrás.

En el otro palito en horizontal solo nos quedará pegar un hilo para poder colgar ese marquito-océano que hemos creado.

Conchas de plastilina

Si tenemos conchas marinas grandes, que podemos coger en la playa durante este verano. Los niños se van a divertir muchísimo, ya que lo único que tienen que hacer es aplastar las conchas contra cualquier masa para moldear que tengan o plastilina. Podrán comprobar de qué modo la concha queda marcada en la plastilina, y podemos hacer así conchas de masa de varios colores.

Barquito de vela con palillos, palitos y corchos

Una manualidad de verano que encantará a los niños pequeños. Consiste en formar una pequeña balsa o barquito, pegando tres corchos de botella, como los que vienen en las botellas de vino. Luego de forma horizontal pegamos dos palitos de helado y en el centro del corcho que nos quede en medio, clavamos un palillo de madera, y a este le pegamos un trozo de tela o de papel en forma de bandera.

Un mar con una botella de plástico

Para hacer esta última manualidad de verano con los niños, necesitarás:

  • Una botella de plástico liviana
  • Agua
  • Colorante azul: solo una gota
  • Piedras preciosas de plástico transparentes: puede usar fácilmente piedras de vidrio transparentes o de colores o incluso limpiar arena de playa
  • Brillo plateado
  • Pequeñas conchas de mar
  • Lentejuelas de plata

Para hacer esta manualidad. lo único que tenemos que hacer es agregar las piedras preciosas y las conchas marinas a la botella, llenándola con tres cuartos de agua (no queremos que la botella sea demasiado pesada con demasiada agua) y agregamos una gota de colorante azul para alimentos.

Luego podemos agregar una cucharada de purpurina y un puñado de lentejuelas. Asegura la tapa firmemente con un poco de pegamento de la pistola de silicona caliente o envolviendo la parte superior con cinta aislante de color y ya tendremos un precioso mar con el que los niños se divertirán.

Lo último en Bebés

Últimas noticias