Lactancia materna

Lactancia: cómo saber si el bebé tiene hambre o está lleno, de 0 a 24 meses

saber bebé tiene hambre
Descubre las señales que indican si el bebé tiene hambre o no

La lactancia materna es uno de los periodos más bonitos para toda madre aunque también uno de los más especiales y delicados. Se debe ser paciente y nunca pensar que nuestro bebé se va a alimentar a la perfección desde el primer día. Ya sabemos que cada pequeño es un mundo por lo que se pueden dar casos en los que la alimentación del recién nacido sea algo más complicada y aunque esto puede llevar a que se acabe recurriendo a la leche de fórmula, si lo que deseas es que la lactancia de tu pecho sea su principal alimento, debes tener como decimos, mucha paciencia, ser insistente y tener claro además las cantidades necesarias que debe ingerir el bebé. Por ello, os vamos a dar ahora las pautas para saber si el bebé tiene hambre o está lleno, desde los 0 hasta los 24 meses.

Saber si el bebé tiene hambre o está lleno

Puede que hayas pensado que el llanto del bebé es una de las claves para reconocer si tiene hambre o no, pero lo cierto es que no es la única señal a nuestra disposición y aunque puede que tengamos que fijarnos más o ser algo más intuitivos, lo cierto es que el bebé es capaz de comunicarnos si tiene hambre o no incluso cuando no sabe ni hablar ni expresarse.

En concreto, desde el punto de vista del hambre, el recién nacido tiene tres pasos para comunicarlo : comportamiento semi-calmado, agitado y llorando.

En la primera fase el comportamiento será el siguiente:

  • se chupa los labios, las manitas, la lengua, los piececitos o la ropa,
  • abre y cierra la boca
  • gira la cabeza

A esto se suma la segunda fase de agitación, cuando la situación empieza a ser bastante irrecuperable:

  • balancea su cabeza
  • se agita
  • mueve la cabeza con entusiasmo

Después de esta fase viene la tragedia: es decir, el llanto . Cuando el llanto se hace cargo significa que es muy tarde y amamantar al bebé se vuelve realmente difícil, porque calmarlo es cada vez más complicado.

Sin embargo, es posible monitorear las señales del bebé a medida que crece, las cuales cambian de 0 a 6 meses y de 6 meses a 24.

Bebés lactantes de 0 a 6 meses

En esta etapa, el niño solo puede usar algunos gestos para comunicar sus necesidades a su madre o padre. Por ejemplo, si tienes hambre:

  • pone sus manos en su boca
  • gira la cabeza hacia el pecho o el biberón de la madre
  • se chupa los labios, hace ruidos con la boca
  • aprieta los puños

En cambio, si está lleno, es posible que mueva la cara hacia otro lado, por ejemplo:

  • cierra la boca
  • aparta la cabeza del pecho de su madre o del biberón
  • sus manos están relajadas

Bebés de 6 a 24 meses

Al ser un poco mayor y también consciente de su propio cuerpo, el niño se vuelve cada vez más explícito. Esto significa que puede tener hambre si:

  • señala la comida
  • abre la boca cuando le acercas el pecho o la comida
  • se agita si le ofrecen comida
  • se mueve o hace ruidos para mostrar que todavía tiene hambre

Por el contrario, si está lleno, las señales que envía son muy similares a las anteriores:

  • rechaza el pecho o la comida
  • cierra la boca
  • gira la cabeza
  • agita sus pequeñas manos

Como ves son señales fáciles de identificar y más a medida que pasan los meses, de modo que si la duda te asalta las primera semanas debes saber que es algo normal y que en poco tiempo sabrás como reconocer si el bebé tiene hambre o no, sin ningún problema.

Lo último en Bebés

Últimas noticias