Juegos

Juego heurístico para los niños: Qué es y cuáles son sus beneficios

El juego heurístico es una técnica de juego para niños pequeños que sirve para que puedan aprender y desarrollar los cinco sentidos.

Juego heurístico
Qué es el juego heurístico para que los niños aprendan los cinco sentidos

Uno de los mejores métodos para enseñar a los niños pequeños a aprender y desarrollar los cinco sentidos, es el juego heurístico, de modo que vemos ahora  cómo se hace, qué materiales son necesarios y cuáles son sus beneficios.

Juego heurístico para los niños

juego heurístico

Jugar es algo que nace de forma natural cuando somos pequeños, de modo que siempre debemos decantarnos por los juegos que sirvan para que desde la primera infancia, el niño se divierta pero a la vez, aprenda y pueda desarrollar sus habilidades motoras. En el caso de los cinco sentidos, el juego heurístico es quizás uno de los mejores juegos que tenemos a nuestro alcance, perfecto para el grupo de edad que varía delos 12 a los 24 meses.

Esta es una actividad lúdica en la que se presentan objetos de diversa naturaleza a los niños, con diferentes formas, materiales y tamaños de modo que los niños son libres de usarlos como mejor les parezca, y sin la intervención del adulto, que generalmente permanece para observar.

Entre el año y los dos años, los niños comienzan a hablar sobre lo que les rodea, pueden señalar objetos, moverse, gatear o caminar para recogerlos. Bajo estas condiciones, podemos presentar a los niños distintos objetos para que el pequeño lo pueda explorar como mejor le parezca y con ello, desarrollar, el tacto, la vista, el oído, olfato y hasta el gusto.

Una de las claves para que el juego heurístico funcione es variar mucho al presentar los objetos, que no siempre tienen que ser iguales. Usar el mismo objeto un par de veces está bien, pero luego se deben cambiar los objetos y presentar otros nuevos, con diferentes características. Además, el juego heurístico tiene un carácter sensorial pero también cognitivo.

Por ello, el niño también debe intentar mover los objetos, colocarlos uno encima del otro, golpearlos para ver qué hacen. Todo esto es funcional para el desarrollo de su inteligencia.

¿Qué materiales se necesitan?

En realidad no se necesitan materiales específicos para fomentar el juego heurístico, sino que lo mejor es elegir aquellos que sean más variados. En este sentido por ejemplo, podemos elegir  objetos suaves, de algodón o lana, cálidos o fríos, ásperos o lisos, para conseguir contrastes y desarrollar así los 5 sentidos. Incluso los objetos cotidianos simples como las cucharas de acero o madera el niño aprenderá;  golpearlos juntos producirá un sonido que intrigará al niño.

Por otro lado, no tenemos que presentar un número de objetos demasiado elevado. Si por ejemplo colocamos al niño frente a 20 o 30 objetos, lo más normal es que el pequeño se confunda y no estimulemos su curiosidad. Con 10 o 15 objetos será más que suficientes.

Los beneficios del juego heurístico

Lo más evidente en cuanto a beneficios, es que acelera y propicia el desarrollo de los sentidos; en general, cualquier cosa que sea capaz de despertar y estimular la capacidad de aprendizaje y el desarrollo cognitivo es un beneficio para el niño. Debemos recordar variar con frecuencia (la monotonía cansa al niño) y preferir el tacto, las actividades de manipulación, o los juegos con agua por ejemplo.

Pensemos que ya desde pequeños, los niños pasan mucho tiempo sobre la televisión, o la tablet; por lo tanto, sus sentidos más desarrollados son la vista y el oído. El desarrollo de las habilidades táctiles y motoras es fundamental, y si no las favorece con juegos como este, veremos muchas dificultades cuando el niño comience la guardería o la escuela primaria, donde por ejemplo tendrá problemas para saber cómo coger un bolígrafo.

Lo último en Bebés

Últimas noticias